No pierdas de vista la meta: 10 razones por las cuales debes aferrarte a tu dieta

Aferrarte a tu dieta no suena cómo lo más maravilloso hasta que conoces todos los pros que implica. Este es el tipo de experiencias que forjan nuestro carácter. A ninguna de nosotras nos encanta dejar atrás nuestros antojos. Sin embargo, una vez que lo consigues es algo simplemente maravilloso. Dejas atrás muchas cosas y le das la bienvenida a hábitos mejores; más saludables y beneficiosos.

Cuando estés dudando y quieras tirar la toalla, recuerda estas 10 razones para aferrarte a tu dieta; te aseguro que vas a reconsiderarlo.

1.- ¿Quieres bajar de peso o comer chatarra?

Es algo sencillo: has pasado toda la semana con una dieta estricta y el fin de semana pretendes “destramparte”. Es por eso que hay tantas personas que dicen que las dietas no sirven. ¿De qué sirve toda una semana de trabajo si vas a desechar tu esfuerzo con una bolsa de papas?

2.- ¿Vas a retroceder después de todo lo que has logrado?

Es real. Muchas chicas se dan por vencida después de estar unos meses a dieta. A veces este proceso es lento y tedioso, depende de tu metabolismo, pero aun así vale la pena. ¿Por qué vas desperdiciar todo lo que ya trabajaste?

3.- Es tu cuerpo, así que es tu decisión

Suena muy golpeado, pero así es la realidad. Nadie puede arrastrarte al gym y mucho menos hacerte comer lo que tú no quieres. Si no quieres mejorar tu cuerpo está bien, pero deja de poner excusas. Está bien si no es tu ideal, puedes dejarlo cuando quieras. Finalmente, tu eres la que acepta las consecuencias.

4.- ¿Por qué quisiste bajar de peso?

Todas las mujeres tenemos un porqué. Desde entrar en un vestido especial o incluso para sentirnos más confiadas a la hora de la intimidad con nuestra pareja. Piénsalo bien. Estos son tus objetivos, depende de ti sacarlos adelante. Y nadie dice que no puedes lograrlo, ponte las pilas, es solo comida. ¿Vas a dejar que la comida domine tu vida?

5.- Hazlo por ti

Bajar de peso es algo que dista mucho de la superficialidad. Cuando la obesidad es un problema de salud por el que muchas vidas se van año con año. Poner el granito de arena hace la diferencia. Aferrarte a tu dieta puede tener grandes beneficios.

6.- ¿Vale la pena dejar todo por un pedazo de pastel?

Cada vez que dices “no importa, voy a correr 5 kilómetros más”, la realidad es que eso nunca ocurre. A menos de que seas super disciplinada, no te engañes a ti misma. Eso es lo peor que puedes hacer, mejor no desistas y por un rato más dile que no a los antojitos.

7.- Todo se verá reflejado en tu genética

Todos los cambios que hagas el día de hoy se verán afectados en tu genética. El día de mañana cuando te embaraces, tus hijos podrían beneficiarse de tener una mamá en forma. De hecho, serían bebés más fuertes y sanos.

8.- El único enemigo que tienes está en tu cabeza

Deja de pensar que no puedes , como dije antes es solo comida. No te detengas y sé fiel a lo que tú quieres: 15 minutos más de cardio, 5 sentadillas más. Vamos, no te detengas, tú puedes hacerlo.

9.- Tienes hambre

Después de pasar las dos primeras semanas, una buena dieta regula tu hambre. Es solo cuestión de acostumbrarse. Mientras más rápido, mejor. Toma tu dieta como un aprendizaje, se te va a hacer menos pesado.

10.- Cambia de mentalidad

Todos los días cuando te levantes piensa en que puedes lograr lo que quieras si lo haces con una buena actitud. Para aferrarte a tu dieta solo necesitas fuerza de voluntad. Incrementa la tuya. Si logras superar esto, ¿qué no vas a poder hacer después?

Este video te puede gustar