No dormir bien puede ser el problema en tu relación

Existen distintas dificultades en las relaciones amorosas. Algunas son causadas por problemas comunes, como la convivencia diaria, el exceso de trabajo y los celos. Sin embargo, hay un problema silencioso que ataca a más parejas de lo que crees. Se trata del sueño. Sí, no dormir bien afecta el humor, la estabilidad y las acciones cotidianas tanto tuyas como de tu pareja.

No dormir propicia emociones negativas

Al dormir todos nuestros sistemas se regeneran y descansan, por ello es necesario descansar al menos ocho horas. De esa forma, cuando el descanso es satisfactorio tenemos energía, creatividad y salud para realizar nuestras actividades. Al no dormir lo suficiente, nuestros sistemas funcionan de forma deficiente y aumentan tanto el estrés como las emociones negativas. Por tanto, cualquier problema por mínimo que sea puede desencadenar un conflicto mayor.

Es difícil encontrar una solución

El agotamiento continuo le impide a nuestra mente resolver hasta las situaciones más sencillas. Esto se debe a que las conexiones neuronales no trabajan de la manera óptima. Por tanto, cuando buscas una solución parece esconderse o no ser suficiente. Algunos estudios han demostrado que el agotamiento mental por la falta de sueño nos hace más propensos a desarrollar comportamientos hostiles. En consecuencia, cuando se presenta un conflicto con tu pareja estás más dispuesto a pelear que a arreglar el problema.

Una posible solución

Un remedio eficaz y sencillo para evitar los problemas con tu amorcito es tomar siestas juntos. Si ambos tienen un horario muy apretado no importa, con que se tomen al menos una hora del día para descansar juntos será suficiente. Al hacerlo, crearán un vínculo más íntimo y generarán oxitocina. Esta hormona se relaciona con el bienestar, los lazos afectivos y el deseo sexual.  Por tanto, además de un merecido descanso ambos se sentirán más atraídos el uno por el otro.

Este video te puede gustar