Niños autistas: Estos son los síntomas más frecuentes

Las pequeñas diferencias relacionadas con el autismo se pueden presentar antes del primer cumpleaños o los 24 mese de vida.

Muchos niños con el trastorno del espectro autista TEA) muestran diferencias en su desarrollo cuando son bebés. Especialmente se nota en sus habilidades sociales y del lenguaje. Por lo general se sientan, gatean y caminan a tiempo. Pero en el desarrollo de gestos, juegos de simulación, lenguaje y otras destrezas sociales puedes intuir que hay gran diferencia.

Además de los retrasos en el habla y las diferencias de comportamiento, las familias podrían notar algunas diferencias en la forma como su chiquito se está relacionando con sus padres o niños de su edad.

Estos son algunos síntomas

Lonely autistic girl looking and her cat

Antes de que leas los síntomas recuerda que cada niño es diferente. Algunos niños con TEA no presentan tantos síntomas, otros los presentan todos. Depende del niño sus síntomas y la intensidad de los mismos.

  • Manifiestan alteraciones en la interacción social.  Es decir que o mantienen contacto visual o lo evitan. No sonríen, no estiran los brazos para que les cojan. cuando juegan solo es con juegos repetitivos y estereotipados. Reaccionan de forma pasiva y con irritación ante la aproximación afectiva o corporal de los demás.
  • Sus sensaciones se ven alteradas. Tienen una hipersensibilidad a los ruidos o bien algo como seudo sorderas.
  • Presentan retraso en el lenguaje, no señalan lo que quieren o cuando quieren algo. No entienden las bromas, los símbolos o los dobles sentidos. .
  • Muestran patrones repetitivos e inflexibles de comportamiento. Presentan dificultades para autorregularse y alteraciones de los hábitos básicos de comida, defecación o sueño.
  • Suelen hacer movimientos extraños con los ojos y otros tics, se enganchan a actividades psicomotrices y auto estimulaciones repetitivas, muestran excesiva rigidez o hipertonía muscular y rechazan el contacto físico con sus cuidadores.

Recuerda que solo tu conoces bien a tus hijos y tus inquietudes son importantes. Hazle caso a tu instinto y platicalo con un pediatra, así encontrarán la mejor forma de ayudar al pequeño. Si no te convence la opinión del pediatra busca una segunda opinión.

Reaccionar a tiempo marca mucho la diferencia.

Estos son los factores que aumentan el riesgo de autismo en bebés

Este video te puede gustar