Motivos por los que engordas y tú ni en cuenta

¿Sientes que estás subiendo de peso? Hay muchos motivos por los que engordas y créeme, algunos están muy alejados de que sea por comer demasiado. Tú ni en cuenta de ello y eso es lo peor de todo, desconocer por qué. A continuación te comparto algunas causas, para que las puedas identificar, y así, hacer algo al respecto.

No haces tus 5 comidas

¿Sabías que tienes que comer cinco veces al día y no tres como muchos creen? Tu cuerpo te exige comer cada tres o cinco horas. Sin embargo, te saltas el almuerzo o la media tarde aunque sea con una simple botana saludable, como una fruta o yogur. Al comer cinco veces al día tu cuerpo se siente satisfecho y se reducen esos antojos o las ganas de comer todo el tiempo.

Tienes mucho estrés o ansiedad

Uy, las emociones sí que tienen un gran efecto sobre tu peso. El estrés y la ansiedad provocan el hambre emocional, y el simple hecho de sentirte así, hace que se te antoje la comida chatarra o procesada. Tan solo dime: ¿cuánta comida chatarra consumes cuando estás en la oficina o la escuela?, ¿necesitas una botana cada vez que vas a estudiar?, ¿cuando te sientes muy triste, comes saludable o comida chatarra? ¡Ves!

Te sobrepasas de productos light

Parece que los productos light son lo más saludable del mundo, pero en realidad están llenos de edulcorantes. Ten en cuenta que la palabra light no significa que tenga cero calorías o endulzantes. Simplemente tiene menos calorías, y al sobrepasarte con estos productos podrías estar consumiendo las mismas calorías de un producto normal.

Sedentarismo

No tiene caso que comas saludable si no harás nada de actividad física. Otro de los motivos por los que estás engordando es tu sedentarismo. Acostarte después de comer o entretenerte con una botana mientras ves la televisión o estás en tu computadora, provoca que subas de peso. En serio, una caminata de al menos 30 minutos al día te ayudará a acelerar tu metabolismo.

Olvidas tomar tu desayuno

Esta super comprobado que el ayuno engorda exactamente lo mismo que un plato con pasta. Esto se debe a que en la siguiente comida después del desayuno, tu organismo exige la energía que le faltó. Como consecuencia te da más hambre y consumes el doble de lo que deberías comer.

Este video te puede gustar