Moldea tu trasero sin salir de casa

Muchas de nosotras soñamos con tener un trasero increíble, es decir, que sea voluminoso y bien formado. Sin embargo, como que a veces ir al gimnasio no se nos da. De hecho, hasta se siente un poco de flojera acudir a un lugar a trabajar cierta zona del cuerpo. Lo sé y te entiendo porque también soy de las chicas a las que les da mucha flojera ir al gimnasio o pagar la membresía para después abandonarlo. Sin embargo, con una buena rutina de ejercicio y algunos cambios en tus hábitos, podrás moldear tu trasero sin salir de casa. Sigue estos consejos para lograr ese cuerpo de verano tan deseado.

Antes de comenzar, toma en cuenta que…

  • Es necesario tomar mucha agua: Al hacer ejercicio, nuestro cuerpo pierde agua, y por ello es importante hidratarlo. Prepara una botella para beber un sorbo al finalizar cada uno de tus ejercicios. Tampoco te excedas.
  • Necesitarás una colchoneta: Algunos de los ejercicios para moldear tu trasero sin salir de casa serán en el suelo, por lo que requerirás una colchoneta.
  • Debes usar ropa cómoda para tus ejercicios: Y por último, usa prendas cómodas para que tu piel pueda transpirar. Te recomiendo una blusa y un short holgado o unos leggins deportivos.

Sentadillas

Uno de los ejercicios más famosos para aumentar tus glúteos. Tranquila, las sentadillas son de lo más fácil del mundo, pero claro que necesitas de una buena rutina para un resultado efectivo y rápido. Parada, con los pies ligeramente separados a la altura de los hombros, estira tus brazos hacia adelante y flexiona tus rodillas como si te fueras a sentar en una silla. No llegues al suelo, posteriormente regresa a la posición inicial y repite. Haz tres series de 10 repeticiones cada una.

El puente

En este ejercicio necesitarás la colchoneta. Para empezar, acuéstate boca arriba, separa los pies a la altura de la cadera y dobla las rodillas. Separa los glúteos del suelo, mientras haces presión con los talones hasta conseguir una línea en diagonal que vaya de las rodillas a los hombros. Aprieta los glúteos y los abdominales durante dos segundos. Después, baja lentamente tu espalda hasta el piso y realiza de nuevo.

Este video te puede gustar