Mitos y verdades de la comida light

La comida light llegó desde hace unos años para quedarse. El día de hoy existe toda una gama de productos bajos en azúcar, light o diet. Estos productos intentan proporcionar la menor cantidad de calorías con un buen contenido nutricional. Lamentablemente el abuso de su consumo puede generar la misma o mayor cantidad de calorías y grasas.

¿La comida light engorda?

Para empezar, engorda solo cuando los consumes en exceso. Es muy sencillo, compras el pan integral, light o sin azúcar de la mejor calidad en el supermercado. Sin embargo, al consumir más de la porción indicada ingerirás casi las mismas calorías de uno regular. La comida light no engorda siempre que consumas las porciones indicadas. Es decir, que un producto te dé menos calorías y grasas no es un permiso para abusar de su consumo.

Los sustitutos del azúcar son nocivos

Se ha vuelto muy frecuente el uso de sustitutos del azúcar. La mayoría de la comida light contiene aspartame. Este sustituto se incluye en bebidas carbonatadas light, panes e incluso mermeladas. Se trata de un edulcorante no calórico que no es muy recomendable para la salud. Es mejor no consumirlo en exceso. Al final, los sustitutos de azúcar puedes ser consumidos regularmente sin tener efectos adversos, siempre que no se consuman en exceso.

Los productos light no son recomendables para niños ni adolescentes

Algunos especialistas advierten que algunos aditivos de estos productos pueden causar graves problemas de salud en órganos clave, como los riñones. Finalmente, no es aconsejable que los niños o adolescentes los consuman. De hecho, la razón es que en estas etapas y es mucho mejor que tengan un adecuado aporte de carbohidratos, proteínas y grasas para que su crecimiento sea sano.

Los productos light no adelgazan

Finalmente, es un mito que los productos de dieta te ayuden a bajar de peso. Además, si no se sigue una alimentación balanceada y se disminuya la cantidad de carbohidratos y grasas de la misma, no será posible adelgazar.

Este video te puede gustar