Mitos sobre el embarazo que debes dejar de creer ¡ya!

Cuando una mujer se embaraza, lo primero que comienza a recibir por parte de su familia es un sinfín de recomendaciones que muchas veces no son las más acertadas. La tía, la mamá, la abuela y hasta la vecina, todas tienen algo que decir al respecto de lo que deberías o no hacer durante el embarazo. Estos son algunos mitos sobre el embarazo que deberías dejar de creer. Olvídate de ellos y mejor infórmate con tu médico.

¿El futuro padre también tiene síntomas?

Este es un mito entre las embarazadas. Los especialistas afirman que es un caso muy extraño pero sí puede darse. De hecho, si el esposo tiene una relación muy íntima con la futura madre y si existe un intercambio muy grande de saliva, es probable que comience a tener algunos síntomas de embarazado.

Vas a tener que comer por dos

Uno de los terribles mitos del embarazo es que vas a tener que comer como si no hubiera un mañana. Lamentablemente esto es una mentira que se creyó por muchos años. Si bien es normal que la embarazada coma un poquito más, nunca es conveniente que llegue al extremo de comer por dos personas. De hecho, comer en exceso puede provocar diabetes gestacional.

Una copita no le hace daño a nadie

Aguas, chicas, este es un mito que deben descartar ¡ya! Aunque el consumo de alcohol sea mínimo, en una embarazada puede traer graves consecuencia en el desarrollo de un bebé. Piensen en el tamaño de un recién nacido, su cuerpo aún no es capaz de procesar las toxinas y por eso tiene a mamá que lo cuida. ¿Le darías una copa de vino a un chiquito que no tiene ni la mitad de tu tamaño?

Los antojos excesivos

Es cierto que los sentidos se despiertan cuando se está embarazada. Sin embargo estos antojos nunca son tan apremiantes como para despertar a medianoche y hacer que tu pareja corra a la tienda por un litro de helado. Las mujeres embarazadas puede presentar muchos antojos, pero es más una conducta aprendida de las comedias románticas de la televisión.

Este video te puede gustar