Mitos sobre el embarazo que debes dejar de lado

Si haces tal actividad afectarás al bebé, si tu cuerpo es de tal modo será más fácil el parto, etc, etc. Escuchamos bastantes mitos sobre el embarazo de diferentes fuentes, algunas confiables y otras no tanto. Esta es una nueva etapa para ti y es completamente normal que tengas inquietudes. Bueno, para despreocuparse un poquito de la situación te cuento sobre algunos mitos del embarazo que debes olvidar ¡ya!

“Si tienes caderas anchas, es más fácil dar a luz”

Mmm, en realidad no es cierto. El tamaño de tus caderas no influirá en el tamaño del canal del parto, más bien tiene que ver con el orificio en medio de los huesos de la pelvis. Si su forma y tamaño son grandes, entonces dar a luz será más sencillo, pero las caderas no tienen nada que ver. Probablemente quien te lo dijo es porque su orificio tiene una forma singular y lo justificó con sus caderas.

“El tamaño del vientre te indica si el bebé es niño o niña”

¡Tampoco es cierto! Es uno de los mitos sobre el embarazo más absurdos que hay. La genética lo es la que influye. Recuerda que cada bebé tiene un tamaño diferente independientemente de que sea niño o niña. Hay mujeres que dan a luz a bebés pequeñitos y livianos, otras dan a luz a un bebé del tamaño de un pavo de Navidad. Bueno en realidad no, solo era un ejemplo divertido.

“No puedes correr mientras estás embarazada”

Tranquila, sí puedes hacerlo siempre que sea un embarazo sin complicaciones. Si durante el primer trimestre te sientes bien, correr es un ejercicio saludable para estar en forma. Sin embargo, si no tenías este hábito antes de estar embarazada o sufres complicaciones, entonces no es nada recomendable.

“Levantar los brazos arriba de tu cabeza puede estrangular a tu bebé”

Es completamente un mito sobre el embarazo que no te debe asustar. Levantar tus brazos no hará que el cordón umbilical estrangule a tu bebé. En sí, tus movimientos no afectan la posición del cordón umbilical. Sin mencionar que muchos bebés nacen con el cordón umbilical envuelto y los médicos se encargan de quitárselo suavemente.

“Tienes que deshacerte de tu gato”

Odio este mito, en serio que sí. Un gato es más que una mascota y no debería ser abandonado o más bien reemplazado. Desde siempre se ha dicho que son malos para el embarazo, lo cuál es totalmente falso. Lo que sí se te recomienda el médico es que no limpies la caja de arena del gato o que uses guantes desechables al hacerlo y un cubrebocas.

Este video te puede gustar