Mitos detrás de la masturbación mutua (o sea tú y tu pareja al mismo tiempo)

Pocas veces se habla de la masturbación mutua. De hecho las veces que se habla de ella, sólo es en referencia a la técnica del famoso 69. Sin embargo, cuando se trata de saber cómo hacerlo o en qué momento resulta lo más adecuado, nadie nos explica nada. Lo mejor es saberlo cuanto antes, para que así, tengas una nueva visión del sexo. Créeme, vale la pena.

¿Sólo se usa cuando no eres buena en la cama?

La realidad es que puedes aplicar la masturbación mutua en cualquier momento con tu pareja. Si piensas que sólo debes recurrir a ella cuando tú no sabes qué hacer o tienes miedo de que la experiencia no sea placentera para tu pareja (en cuestión de la penetración o de probar nuevas posiciones), te equivocas. Pueden comenzar con la masturbación y eso le dará un plus a su momento de intimidad.

Tu pareja la pide porque los resultados no fueron lo que esperaba de ti

Falso, tu pareja puede pedírtelo y no precisamente porque no le guste lo que haces en la cama. Más bien podría pedirlo para aprovechar tu técnica y porque también le gusta experimentar con sus manos en tu cuerpo. La mejor parte es cuando tanto él como tú le indican al otro lo que les gusta y cómo les gusta.

Debo pedirla o sólo pongo manos a la acción

La realidad es que todo dependerá de qué tan cachondo esté su momento. No olviden que el juego previo es super importante y una buena ayudadita con sus manos puede ser lo que necesitan para que su experiencia sea super hot. La clave para que funcione todo, es que ambas partes digan lo que les gusta y le enseñen a sus parejas para que puedan disfrutar durante ese momento.

¿Tú lo has hecho? ¿Te gusta? ¡Cuéntame en los comentarios!

Este video te puede gustar