Mitos del ejercicio que debes dejar de creer

Ser una persona fitness puede parecernos un suplicio o un martirio. Esto se debe a la gran cantidad de mitos que existen alrededor de este estilo de vida. Estos mitos no sólo nos hacen pensar que es muy difícil seguir un dieta balanceada y hacer ejercicio de forma regular, también arruinan las rutinas de los principiantes. Por ello es mejor que los conozcas para que dejes de creerlos y te pongas en acción.

“Marcas el músculo con muchas repeticiones”

Muchas personas creen que al realizar más repeticiones de las que les pidieron van a marcar el músculo. Eso es mentira, ya que los ejercicios están diseñados para trabajar el músculo sin lastimarlo. Por tanto, cuando excedes la cantidad podrías causarte daño en vez de mejorar tu condición.

“Entre más sudas, más peso pierdes”

Vamos a dejarlo claro de una vez por todas, la cantidad de sudor no indica cuanta grasa quemas. El sudor sólo nos indica que hemos perdido aguda, sales y minerales por la intensidad de la actividad física. Estas deben recuperarse mediante la ingesta de agua a lo largo de tu rutina y de tu día en general.

“Si utilizas mucho peso, tu músculo aumenta más rápido”

Uno de los errores y mitos más comunes del mundo fitness tiene que ver con el peso. Algunos piensan que entre más peso carguen, más rápido aumentarán su masa muscular. Esto es totalmente falso ya que el músculo se trabaja mediante los movimientos, la carga y el tiempo de reposo. Además de nada sirve una rutina severa si no hay una alimentación balanceada. Incluso podrías lastimar tu músculo; mejor piénsalo dos veces.

El peor de los mitos es que “la grasa se convierte en músculo”

No, chicas, la grasa no se convierte en músculo ni viceversa. Cuando nos ejercitamos, primero perdemos la grasa pegada alrededor de nuestros músculos. Después, comenzamos a trabajar en ellos y poco a poco comienzan a aumentar su volumen.

“Sólo necesitas hacer ejercicio dos veces por semana”

Lo ideal es que realicemos ejercicio todos los días por lo menos una hora. Así como nos alimentamos diariamente, nuestro cuerpo requiere ejercitarse todos los días. No obstante, muchas personas no pueden darse ese tiempo diariamente. En consecuencia, con que se ejerciten durante tres días, será suficiente, pero no deben olvidar alimentarse y descansar correctamente.

Este video te puede gustar