Mito o realidad: No desayunar, ¿engorda?

“El desayuno es la comida más importante de todo el día”, ¿cuántas veces no hemos oído esta frase?

Muchas personas nos han llegado a decir que no desayunar nos puede afectar de mil maneras y la pregunta del millón sería, ¿de verdad me engorda? Resulta ser que la mayor parte de las personas que trabajan o estudian, inclusive las madres que llevan a sus hijos por la mañana a el colegio, no tienen fácil la tarea de desayunar. El hecho es que, cuando vamos a la cama, pasamos unas 8 horas más o menos sin recibir alimento alguno. Al despertar, tu cuerpo tiene que empezar a funcionar y lidiar con todas las tareas que debes hacer. Algunas personas inclusive van al GYM en ayunas, lo cual es aún peor.
Así rindes menos, te puede provocar dolores de cabeza, poner de mal humor o, aún peor, puedes llegar a desmayarte.

giphy_cravingburger

Este hábito hace que llegue el almuerzo y los alimentos por muy sanos o chatarras que sean, se irán automáticamente a reserva. Y tu sabes dónde están las reservas, ¿no? Te doy una pista: abdomen, caderas, y todas estas partes que comienzan a crecer cuando engordamos. Ya que tu cuerpo asume que estás en época de ayuno, no se arriesgará a que lo vuelvas a dejar sin  alimento. Esto provoca que tu metabolismo se haga más lento y por más ensaladas que consumas durante el día, el daño empezó desde la mañana.

giphy_rollingdonuts

¿Por qué funciona así tu cuerpo?

Resulta que esto viene desde la época de las cavernas. Cuando el hombre de aquella época no tenía qué comer, su cuerpo aprendió a sobrevivir con lo poco que encontraba. Su cuerpo se acostumbró a guardar energía para mantenerse con vida y, al ir evolucionando, no hemos perdido esa característica.

giphy_hungrybull

¿Y qué pasa cuando tardamos mucho tiempo en brindarle a nuestro cuerpo el alimento que necesita?

La cruda verdad es que tu cuerpo se auto devora, te comes tus propios músculos. Lo que causa la  pérdida de tono muscular y un cerebro que, se pasa toda la mañana activando el sistema de emergencia para obtener alimento que no le proporcionaste en vez de activar sus funciones intelectuales.

Por supuesto que la respuesta de nuestro cuerpo funcionaría mejor si fuese el fin del mundo o nos enfrentáramos a la hambruna. Ya que no estás en esa situación, te invito a reconsiderar tu decisión de no desayunar. Ahora que sabes cuáles son las consecuencias de vivir con prisa en la mañana.

giphy_hungry70s

OK, ya voy tarde. ¿Qué puedo desayunar?

  • Un poco de fruta con yogurt.
  • Un batido de frutas o jugo.
  • Algún alimento rico en proteínas como un yogur, queso panela, huevo o un licuado de proteínas.

Ya sabes, ¡No más ayuno en tu vida!



Este video te puede gustar