Menorragia: cuando un periodo abundante se sale de control

La menorragia es el término médico que se usa para denominar los períodos menstruales con sangrado demasiado abundante o prolongado. La mayoría de las mujeres no sufre una pérdida de sangre lo suficientemente grave como para definirla menorragia. Este término aplica cuando la menstruación supera los 7 días de duración, acompañada de dolores fuertes que de plano no te permiten continuar con tu día. Es decir, la menorragia es mucho más que un periodo abundante.

¿Cómo saber si sufro menorragia?

Las causas varían. Las más comunes son desequilibrio hormonal, disfunción de los ovarios, fibromas (tumores no cancerosos), anemia y el uso de ciertos medicamentos. La mejor forma de determinar si sufres de menorragia es estar atenta al sangrado. Las señales de alerta son las siguientes.

  • Hay suficiente sangre para llenar una toalla o tampón cada una o dos horas, incluso durante la noche.
  • Necesitas despertarte durante la noche para cambiar tu toalla o tampón.
  • El sangrado dura entre siete y diez días.
  • Expulsas coágulos sanguíneos más grandes que una moneda mediana.
  • No puedes llevar a cabo tus actividades normales debido a la cantidad de sangrado.
  • Síntomas de anemia, como cansancio, fatiga o dificultad para respirar
  • Tienes sangrado irregular entre periodos

¿Quienes la padecen?

La edad de una mujer está asociada a la menorragia, pues se presenta con mayor frecuencia en:

  • Jóvenes que se encuentran en su adolescencia y acaban de iniciar sus ciclos menstruales.
  • Mujeres de mediana edad, entre los 30 y 50 años.
  • Si ya estás en la menopausia y se presenta un sangrado abundante, es preciso que acudas al médico.

Recomendaciones

Para detectar cualquier anomalía relacionada a la menstruación, te recomendamos llevar un calendario de tus periodos menstruales y su duración. Existen muchas apps para que sea fácil y divertido. Además, puedes llevar un conteo de los tampones y toallas femeninas que utilizas durante cada ciclo. Sobre todo, recuerda que lo mejor siempre será consultar a tu médico.

¡Cuidemos nuestro cuerpo!

Este video te puede gustar