Matriz caída, ¿cómo saber si la tienes?

Recuerdo que mi abuelita me decía que tuviera cuidado con lo que hacía porque podía tener severas consecuencias en mi cuerpo. Tender la cama con fuerza o hacer movimientos muy bruscos podían originarme matriz caída. Antes de eso no creía que el término existiera, aunque tal vez las causas que la provocan son otras.

Problemas de mujeres

Al hablar del aparato reproductor femenino se sabe que la endometriosis, los quistes ováricos, los fibromas o la enfermedad pélvica inflamatoria tienen repercusiones. También es el caso de la matriz caída, aunque es de las que poco se habla. A este problema se le conoce como prolapso uterino y se origina cuando la matriz se desplaza de la pelvis hacia la vagina.

Causa de la matriz caída

Los tejidos de la pelvis y los músculos que sostienen la matriz se debilitan, haciendo que se caiga y llegue al canal vaginal. La causa principal es un parto difícil. También puede ser consecuencia de haber dado a luz a varios hijos por parto natural. En otros casos, se debe a la disminución de los niveles de estrógeno en la etapa de la menopausia.

¡Alerta con las señales!

Es importante que tengas en cuenta las señales que podrían indicar problemas de matriz caída.

  • Dolor de espalda baja.
  • Molestia al tener sexo.
  • Sensación de pesadez en la pelvis.

Para tener el diagnóstico acertado debes ir con tu ginecólogo y él deberá darte la mejor solución. En algunas situaciones debe introducirse un pesario en la vagina para regresar la matriz a su lugar. La histerectomía también se puede usar en los casos más severos. Para evitar cualquier situación problemática debes acudir a tus chequeos regulares con el ginecobstetra. De esa manera, ante cualquier molestia o síntoma podrá prescribirte el tratamiento adecuado antes de que sea demasiado tarde.

Este video te puede gustar