Si eres mamá, te interesará saber esto sobre la lactancia tándem

Desde hace algunos años, se ha luchado porque la lactancia a libre demanda sea un privilegio que todos los bebés puedan recibir. Hay diversos factores por los que ésta puede verse interrumpida, pero la lactancia tándem es la contraparte. ¿En qué consiste?

Lactancia tándem

Se da cuando la madre está amamantando a un hijo y en ese periodo queda nuevamente embarazada. Se le dice tándem porque la mamá decide no interrumpir la lactancia de su primer hijo, al mismo tiempo que vive el segundo embarazo. La lactancia sigue incluso después del parto, momento en el que amamanta no a uno, sino a dos hijos.

No hay de qué preocuparse

A veces se piensa que esta situación afectará al bebé que viene en camino, pero no es así. El hermano mayor no le quita nada al pequeño. Al contrario, resulta benéfica para el recién nacido porque perderá menos peso al nacer y su recuperación será más pronto. Además, hacerlo es benéfico para el recién nacido, quien no tendrá que preocuparse por la producción de leche de su mamá. Incluso no habrá saturación de leche en los senos porque habrá dos bocas a las que alimentar.

Cómo reacciona el primer hijo

El destete de este hijo resulta más sencillo y un gran porcentaje lo hace durante el embarazo de su mamá. Una tercera parte de los niños lo hacen pasado el primer trimestre de embarazo y los demás hacia el resto del embarazo.

Tips para que sea exitosa

  • Enfócate en que la preferencia la reciba el bebé, que es quien necesita ganar peso.
  • Es mejor si las tomas son por separado.
  • El hijo mayor puede ayudar a drenar los senos y después ya toma el recién nacido.
  • Resulta mejor si asignas un pecho a cada hijo.
  • El pecho más lleno debe quedarse para el bebé, que necesita más nutrientes para su desarrollo.

La gran ventaja de este método es que las enfermedades no se contagian entre hermanos. Al contrario, la madre comparte la inmunidad con ambos hijos, así el pequeño tiene más beneficios contra virus y bacterias.

Este video te puede gustar