Fitness durante el embarazo, ¿sí o no?

Existen diferentes mitos alrededor del embarazo, entre ellos, que una mujer embarazada debe guardar reposo durante los nueve meses de gestación. ¿Es realmente peligroso realizar ejercicio durante el embarazo?

¿Puedo hacer ejercicio si estoy embarazada?

shutterstock_388571149

La respuesta es “sí”. Si estas sana, es muy recomendable que realices ejercicio durante el embarazo. Por otro lado, si tienes hipertensión, problemas del corazón o ciática, está contraindicado. De igual manera, se desaconseja cuando se ha detectado embarazo múltiple, sangrado, retraso en el crecimiento intrauterino, desprendimiento de la bolsa y otros trastornos también tienen contraindicado cualquier ejercicio.

¿Qué tipo de ejercicio puedo hacer?

shutterstock_374309059

Si ya practicabas algún deporte, no debes suspenderlo al estar embarazada. En caso de que practicaras ejercicio a un ritmo muy intenso, deberías disminuirlo considerablemente. Por otro lado, si hacías ejercicio de forma regular a un ritmo más suave basta con tomar ciertas precauciones. Debes ejecutar las rutinas con más calma, controlar tu respiración, evitar agotarte y mantenerte bien hidratada.

Los ejercicios más recomendables para embarazadas son natación, yoga y pilates. Además, si son diseñados para futuras mamás, los beneficios serán aún mayores.

Para saber cuál es la mejor rutina para ti, déjate aconsejar por un profesional. También debes evitar los deportes de impacto porque se pueden afectar los músculos del sueño pélvico. Evidentemente también te debes alejar de deportes que puedan provocar caídas peligrosas.

Ten en cuenta que el ejercicio que haces durante esta etapa, no es para adelgazar, sino para tu bienestar y el de tu bebé.

Beneficios de hacer fitness durante el embarazo

shutterstock_114603400

Llevar una rutina adaptada a ti y a tu embarazo tiene muchas ventajas. Además de que no aumentarás excesivamente de peso, mejorarás la presión arterial y no tendrás tantas molestias digestivas. Por otro lado, puede ayudarte a tener un parto con menos complicaciones y los músculos tonificados permitirán una más rápida recuperación posparto y puede evitar trastornos como la incontinencia urinaria.

Recuerda que cada embarazada y cada embarazo son diferentes. Así, cuanto más adaptada esté tu rutina a ti, más beneficios te dará.

Tu ginecólogo tiene la última palabra, consulta tus dudas con él y sigue todas sus recomendaciones.

¡Feliz embarazo!

Este video te puede gustar