Los riesgos de practicar crossfit

El crossfit no es un ejercicio nuevo, de hecho, hace dos años o más que se popularizó en el mundo fitness y cada vez son más las personas que lo practican. Si quieres bajar de peso rápidamente podría ser el ejercicio ideal para ti. Sin embargo, no todo es color de rosa, pues así como tiene beneficios también tiene riesgos. Más vale prevenir que lamentar, ¿verdad? Por ello, hoy te quiero compartir información acerca de los riesgos de practicar crossfit.

No es apto para todos

Si no tienes una buena condición física y tampoco estás acostumbrada a rutinas de ejercicio intensas, no te lo recomiendo. Para practicar el crossfit necesitas tener mucha fuerza, equilibrio en tu cuerpo y resistencia. Si no cumples con estos requisitos, tu rutina de ejercicios se convertirá en una pesadilla. Muchas personas me han contado de su mala experiencia con el crossfit. Por ejemplo, algunas han vomitado debido al esfuerzo realizado para levantar las pesas. En fin, tampoco es recomendable para personas que sufren problemas cardiacos.

Lesiones y más lesiones

Realizar los movimientos de esta disciplina sin la supervisión de un entrenador es muy arriesgado. De hecho, un estudio entre 132 personas que practicaban crossfit arrojó como resultado que 97 de ellas habían sufrido alguna lesión. Los hombres son más propensos a lastimarse en comparación con las mujeres, pero eso no significa que no pueda ocurrirte a ti. Los hombros, la parte baja de la espalda y las rodillas son las zonas del cuerpo en donde más se presentan daños. Por otra parte, si has sufrido lesiones previas entonces existe la posibilidad de que te lastimes nuevamente. Para reducir los riesgos del crossfit es recomendable que estés bajo la supervisión de un entrenador calificado en este ejercicio.

Platícanos, ¿tú has practicando esta disciplina?

Este video te puede gustar