Los peligros de ser saludable en exceso

No comer grasa, tomar agua de más y hacer ejercicio en exceso son acciones que pasan de ser saludables. Así como no dormir lo suficiente o tomar refrescos sin control perjudica a tu cuerpo, ser saludable en exceso puede traer graves consecuencias. Existe una línea muy delgada entre ser saludable y dejarte guiar por las modas de alimentación poco sanas que últimamente se ven en todos lados.

Desde hace algún tiempo muchas personas han adoptado dietas más “saludables”. Cuidan cada aspecto de su alimentación, como cantidad y forma en la que comen. Además, se han inscrito en maratones. Este estilo de vida extremoso se ha vuelto cada vez popular. Puede que ahora no lo vean, pero a la larga, una alimentación desequilibrada y el ejercicio mal ejecutado les traerán consecuencias de las que será difícil reponerse.

Estos son los peligros de ser saludable en exceso.

Beber agua de más

Tomar agua es algo indispensable para conservar una buena salud. Es necesaria para que nuestro organismo funcione adecuadamente. Sin embargo, debemos consumirla de forma adecuada. Cuando nos excedemos en el consumo del agua, reducimos dramáticamente los niveles de minerales. A la larga, esto ocasiona graves problemas, como la dilución de la sangre afectando todo nuestro sistema. Los problemas cardiacos y respiratorios son los más graves cuando se tiene problemas de dilución en la sangre. La reducción de potasio podía desencadenar una insuficiencia cardiaca, por ejemplo.

Dormir en exceso

Dormir en exceso por haber realizado una sesión intensa y larga de ejercicio puede ser contraproducente. Dormir de más conduce a la obesidad, problemas cardiacos e incluso a la depresión. Lo ideal es dormir entre seis y 8 horas diarias. Recuerda que debes encontrar el equilibrio. Tu cuerpo te lleva a todas partes, dale tregua y descansa las horas adecuadas. Si duermes de más cuando has tenido una semana pesada no pasa nada, es importante recuperar las horas perdidas de sueño siempre que no lo hagas todo el día.

Mucho ejercicio

Hoy en días las mujeres se embarcan en entrenamientos exhaustivos, maratones y carreras sin  pensarlo demasiado y con una preparación física deficiente. Debes tener cuidado con las personas que te entrenan día con día, recuerda que estás exponiendo tu cuerpo a grandes cargas de trabajo de forma inadecuada. Esto puede provocarte muchas lesiones. Estamos de acuerdo en que el ejercicio es clave para mantenernos saludables, pero no por ello debes pasar más de tres horas diarias haciéndolo. Encuentra el equilibrio, los excesos nunca serán buenos por más saludable que parezcan.

Demasiada fibra

La fibra es buenísima para mantener nuestro sistema digestivo en buen funcionamiento. Sin embargo, consumirla en exceso puede hacer que los alimentos atraviesen muy rápido el tracto digestivo. Esto impediría que se absorban adecuadamente los nutrientes. En los casos más graves puede generar diarrea, malestares intestinales y hasta estreñimiento.

Evitar a toda costa las grasas

Recuerda que no todas las grasas son malas. De hecho, debes de consumirlas pues nuestro organismo las necesita para funcionar. Tú escoges qué tipo de grasas quieres consumir. Finalmente, no es conveniente evitarlas del todo porque hay algunas que ayudan a reducir el colesterol malo. Ingiérelas de forma saludable para que tu cuerpo las aproveche.

Este video te puede gustar