Los métodos anticonceptivos más nuevos

Olvídate de la pastilla y del condón, la ciencia ha venido a tu rescate con lo último en métodos anticonceptivos. Durante los últimos años ha habido un notable progreso en el desarrollo de nuevas tecnologías anticonceptivas. Si piensas elegir un método anticonceptivo es necesario que te informes sobre los que están disponibles para ayudarte a tomar la decisión. Así que revisa esta lista de los más populares métodos anticonceptivos y toma nota.

Implante anticonceptivo

shutterstock_260517644

Se trata de una pequeña varilla flexible de plástico que se inserta debajo de la piel del brazo. Este método brinda protección contra el embarazo por un período máximo de tres años. Al igual que otros métodos anticonceptivos, el implante libera una hormona llamada progestina que impide que los ovarios liberen óvulos.

También previene el embarazo mediante el engrosamiento de la mucosa cervical, la cual bloquea el esperma y evita que se una con el óvulo. Además de ser muy eficaz, pues anualmente, menos de 1 mujer de cada 100 se embaraza usando este método, es sumamente cómodo. Este dispositivo debe ser colocado por un proveedor de atención a la salud. Se inserta debajo de la piel en una pequeña área del brazo adormecido y solo toma unos minutos. El implante se puede extraer en cualquier momento haciendo un pequeño corte en la piel.

Tiene la ventaja de que en cuanto se extrae, puedes quedar embarazada y además es seguro usarlo durante la lactancia.

Anillo anticonceptivo

 shutterstock_260517674

Es un anillo pequeño y flexible que la mujer se coloca dentro de la vagina una vez por mes para prevenir embarazos. Se deja puesto durante tres semanas y se retira la siguiente semana, todos los meses. Al igual que el implante, libera hormonas y  son las mismas que contienen las píldoras anticonceptivas: estrógeno y progestina. En cuanto a efectividad, anualmente, quedan embarazadas menos de 1 de cada 100 mujeres que usan siempre el anillo correctamente. Alrededor de unas 9 de cada 100 que no siempre usan el anillo según las instrucciones quedan embarazadas.

Es un método seguro, simple y conveniente. No requiere de ninguna acción anterior a la relación sexual. Algunas mujeres dicen que mejora su vida íntima ya que las ayuda a sentirse más espontáneas.
Además, tiene beneficios como la regulación del periodo, pues muchas mujeres que lo usan tienen un periodo menstrual más breve y menos intenso. Después de suspender el uso del anillo, de inmediato la mujer recobra la capacidad de quedar embarazada. Se puede usar el anillo para controlar cuándo y con cuánta frecuencia tienes tu periodo menstrual. Además, puede usarse de manera continua (sin interrumpir a las tres semanas) para interrumpir la regla.

Dispositivo intrauterino (DIU)

shutterstock_260517635

Este método anticonceptivo en pleno auge se trata de un dispositivo en forma de T. Antes se fabricaba de cobre, lo que traía muchos problemas a la salud de la mujer, pero ahora es de un plástico flexible. Se debe colocar dentro del útero por un profesional Su presencia afecta la forma en que se mueven los espermatozoides e impide que se unan con el óvulo. Como otras tecnologías anticonceptivas, el dispositivo libera progestina, impidiendo que los ovarios liberen óvulos para ser fecundados. Éste, es uno de los métodos para evitar embarazos más eficaces. Anualmente, menos de 1 mujer de cada 100 queda embarazada al estar utilizando el DIU.

Además de ser uno de los métodos para la anticoncepción más económicos y duraderos, tiene otros beneficios. Se sabe que puede mejorar tu vida sexual pues te sientes libre y espontánea sin preocupación de un posible embarazo. También, disminuyen los dolores menstruales y se reduce el flujo durante tu periodo.

Finalmente, puedes quedar embarazada casi de inmediato después de retirarlo y no hay inconvenientes al usarlo durante la lactancia.

Recuerda que ninguno de estos métodos te protege contra infecciones o enfermedades de transmisión sexual. Para ello requieres de métodos de protección específicos.

Este video te puede gustar