Los mejores remedios para eliminar las costras en el cuero cabelludo

Las costras en el cuero cabelludo son un mal del que se habla muy poco; sin embargo, muchas mujeres sufren de ellas. Es una enfermedad crónica y se da por nerviosismo, es un círculo vicioso para las chicas ansiosas. Después de todo, mientras más se estresen, más costras saldrán.

¿Por qué aparecen las costras en el cuero cabelludo?

A esta condición se le conoce cómo dermatitis seborreica. Es una alteración en la que se presentan pequeñas lesiones en el cuero cabelludo, y se debe a una condición nerviosa. Las lesiones pueden ser de lo más molestas, pues una vez que la persona encuentra una, no parará en hallarlas todas. En algunos casos se presentan pequeños comedones (granitos) que en realidad no tienen más que un poco de pus, al rascarlos se crean las costras. Finalmente, mientras más rasques la zona afectada más empeora el problema. La comezón es el malestar más frecuente de esta condición.

Existen algunos remedios caseros para aliviar esta condición.

Bicarbonato de sodio

Este se utiliza como un famoso remedio para la caspa, pues desinfecta el cuero cabelludo eliminando el hongo. Debes usarlo solo dos veces a la semana mezclando una o dos cucharaditas con tu shampoo. Déjalo actuar por unos minutos masajeando tu cuero cabelludo. Enjuaga con abundante agua tibia, evita el agua caliente a toda costa.

Aceite de oliva

Úsalo para hidratar poco a poco tu cuero cabelludo. Con una cucharada o dos masajea tu cuero cabelludo antes de bañarte. Las costras irán desapareciendo poco a poco con el uso cada dos días de este aceite.

Vinagre degradado

Para deshacerte de la bacteria haz una mezcla de agua tibia con un cuarto de taza de vinagre de manzana. Una vez que tu cabello esté limpio enjuágate con esta solución. No te preocupes tu cabello no olerá a nada en cuanto se seque.

Aloe vera

Es necesario cerrar las heridas de esta enfermedad con un producto que cuide e hidrate el cuero cabelludo. Aplica mascarillas de aloe vera cada dos días dejándolas reposar ahí toda la noche. Rasca todo lo que puedas del interior de una rama de aloe y aplica el gel en las zonas afectadas. Por la mañana enjuaga con tu shampoo regular y agua tibia.

No olvides cambiar de shampoo a uno más natural durante este proceso de sanación. La sosa puede provocarte más daño. Aquí te dejo una receta natural para que pruebes.

Este video te puede gustar