Los ataques de pánico son más comunes de lo que crees

Algunas personas experimentan oleadas de miedo sin una causa “razonable” a la vista de los demás. Sentir miedo, dificultad para respirar y pensar que van a morir son sólo algunos de los síntomas que experimentan quienes tienen ataques de pánico.

Cómo explicar un ataque de pánico

Es un trastorno de ansiedad conocido como crisis de pánico. Se diferencia de otros tipos de ansiedad porque se presenta de manera inesperada y causa incapacidad. Cuando una persona experimenta ataques de pánico se crea a sí misma miedos irracionales conocidos como fobias. Como método de supervivencia tratará de evitarlos y con el paso del tiempo se convierte en ansiedad por miedo. Si este es constante, tendrá un impacto negativo en la vida de quien sufre los ataques. Estos ocurren sin previo aviso y a veces se confunden con una afección cardíaca por tener síntomas similares.

Qué ocasiona los ataques de pánico

Todos poseemos un “sistema de alarma” que se activa cuando estamos o nos sentimos en peligro. Sin embargo, en las personas con esta enfermedad se activa cuando no hay peligro alguno. Algunos científicos piensan que el trastorno se pasa de generación en generación. También hay casos aislados en los que los ataques se deben a que las personas sufren tensión emocional o toman algún medicamento.

Síntomas

Los síntomas se presentan de manera intempestiva y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10 minutos. Estos son los cambios que experimenta el cuerpo.

  • Dolor en el pecho, vértigo, mareo y náusea.
  • Palpitaciones rápidas o violentas, además de inestabilidad o desmayo.
  • Dificultad para respirar, transpiración o escalofrío.
  • Falta de aliento o sensación de atragantamiento.
  • Cosquilleo o entumecimiento de las manos.
  • Terror o miedo a perder el control.

Si notas alguno de los síntomas no lo dudes y acude lo más pronto que puedas con un especialista. Ya sea un médico, psiquiatra o psicólogo especializado en trastorno de ansiedad.

Este video te puede gustar