Los anticonceptivos podrían estar dañando la estructura de tu cerebro, ¡cuidado!

Desde hace muchos años, en el mercado farmacéutico han surgido diversos métodos anticonceptivos. Todos ellos tienen el mismo propósito: evitar que la mujer tenga un embarazo no deseado. Sin embargo, estudios recientes descubrieron que la estructura de tu cerebro se modifica con su consumo.

Método efectivo y ¿seguro?

Las píldoras anticonceptivas son eficaces y muchas mujeres las usan mes con mes. Además de modificar el funcionamiento de tu aparato reproductor, también hace cambios en tu cerebro. La Universidad de California en Estados Unidos realizó un estudio en el que se analizaron los efectos de las pastillas anticonceptivas. Se descubrió que pueden provocar ciertas alteraciones neurológicas. Afecta dos regiones de la corteza cerebral: la orbitofrontal lateral y la cingulada posterior son las regiones alteradas.

Estructura de tu cerebro

Analizando las áreas afectadas se puede explicar lo siguiente. La corteza orbitofrontal es la encargada de controlar las emociones, por lo que con el consumo de pastillas generaría cambios repentinos o reacciones inesperadas. La mayor parte del tiempo las reacciones se dan de manera inconsciente. En cuanto a la corteza cingulada, esta es la encargada de regular los pensamientos, recuerdos o ideas a futuro, por lo que las pastillas generarían confusión y problemas de memoria.

Estudio

Para llevar a cabo la prueba se pidió la participación de 90 mujeres aproximadamente. De ellas, 44 consumían pastillas anticonceptivas. Se les realizaron estudios de sangre y tomografías (imágenes detalladas del cerebro). Los investigadores descubrieron que esas zonas del cerebro eran más delgadas en las mujeres que consumían anticonceptivos. En las mujeres que no consumían no se notaba esa zona tan fina. Las alteraciones, principalmente en la región orbitofrontal, podían tener consecuencias más graves como depresión o trastorno de ansiedad. Debido a esto se puede corroborar que no todos los anticonceptivos son buenos para el organismo.

Es importante que no te autorrecetes, sino que acudas a tu ginecobstetra. Él sabrá qué medicamento te puede o no funcionar de acuerdo a características de tu cuerpo que ni tú conoces.

Este video te puede gustar