Lo que tu ginecólogo no te dice… y deberías saber

Hay cosas que tu ginecólogo no te dice y que deberías saber para bajarle un poquito a tu intensidad. La verdad es que cuando tenemos cita con este especialista es muy común preocuparnos por nuestra higiene personal. Esto no está mal, al contrario, es mejor exagerar que dar una mala impresión. Sin embargo, por poner tanta atención en nuestra zona íntima, hay otros aspectos que descuidamos. Lo cierto es que si existiera una relación de confianza entre paciente y médico, tu ginecólogo te diría muchas verdades.

“Me da igual que vengas a consulta sin depilarte”

Aunque nos aterra la idea de visitar al ginecólogo sin depilarnos, a él realmente no le importa si vas bien rasurada o con el vello crecido. Sin duda, es más agradable atender a una paciente que mantiene una higiene impecable, pero los médicos no le prestan atención a esas cosas, a ellos les interesa más el interior de tus genitales. Así es que ya podemos relajarnos un poco en ese sentido.

“No canceles tu cita por el periodo”

Otra situación que nos llena de miedo e incertidumbre es tener que visitar al ginecólogo cuando estamos en nuestros días. Esta suele ser una situación muy incómoda y, por ende, preferimos dejar plantado a nuestro médico. Sin embargo, los doctores están acostumbrados a ver sangre, en especial los ginecólogos, así que relájate. No dejes de ir a tu consulta porque estás menstruando. Si aún así tienes duda, llámalo y pregúntale.

Nada de lo que le cuentes es demasiada información

Al ginecólogo le tienes que contar todo sin un dejo de vergüenza. A él no debes ocultarle ninguna información. Para un especialista de la salud nunca es suficiente. Así que deja el pudor y la vergüenza a un lado. Conocer sobre tu sexualidad, el tipo de sexo que practicas e incluso tu orientación le permitirá brindarte un diagnóstico adecuado. Recuerda que tu ginecólogo no está ahí para juzgarte, él solo trata de ayudarte a tener una salud óptima en todos los aspectos.

Este video te puede gustar