Lo que es (y no) educación sexual

No es de sorprenderse que a estas alturas de la vida muchas personas se sigan alarmando cuando escuchan la palabra SEXO. Ven esto como algo prohibido, de lo que no se debe hablar. Pero cómo pretendemos que las cosas cambien si como adultos no tenemos la educación sexual adecuada. Para que sepas cómo tratar este tema con tus hijos o incluso para que tú sepas más, esta información te interesa.

SÍ, Informar para evitar riesgos

Pregunta todo lo que necesites saber, para que así sepas qué pasa si haces una u otra cosa. Si conoces todas las consecuencias de los actos, estarás consciente de los riesgos que puede implicar. Por ejemplo, saber que para tener sexo de manera segura necesitas condón; de lo contrario puedes quedar embarazada o contraer una ETS.

NO, Incitarles a hacer algo que no quieren

La educación sexual no significa tener que hacer algo que no quieres con tal de “aprender”.

SÍ, Ayudarles a conocer sus cuerpos sin pena o culpa

Es importante que le enseñes a tus hijos a conocer sus cuerpos. Háblale de las partes de su cuerpo con sus nombres: pene, vagina, ano, testículos. Todo comienza desde ahí y si tú no les das las bases necesarias, cómo esperas que puedan tener éxito más adelante.

NO, Obligarlos a hacer juegos eróticos para que se conozcan

Nunca pretendas que es la mejor forma de hacer las cosas.

SÍ, Respetar las preferencias de cada persona

Si te gustan los hombres, bien por ti; pero eso no es motivo para que critiques o insultes a los demás por sus preferencias sexuales.

NO, Querer que sean algo que no son

Si tu hijo es homosexual, respétalo tal y cual es. NO pretendas cambiarlo a lo que tú desearías que fuera.

SÍ, Explicarles lo que es la masturbación

Al hacerlo, les abres todo un mundo de posibilidades en donde saben cómo son sus cuerpos, lo que les gusta, lo que no les gusta y cómo les gusta.

SÍ, Todos merecemos el mismo respeto

Sin importar nuestras preferencias sexuales o la forma de nuestros cuerpos, todos merecemos el mismo respeto.

NO, Nada de odiar un género en específico

¡Nunca!

Este video te puede gustar