Esto es lo que debes esperar en una visita al ginecólogo

Muchas de nosotras hemos sentido temor ante la primera visita al ginecólogo, incluso después de mucho tiempo de no ir. Sobre todo cuando es un ginecólogo en vez de una ginecóloga. Por alguna razón las mujeres sienten más confianza cuando el especialista es mujer. En ocasiones, elegir a tu ginecólogo/a no está en tus manos, por lo que hay que saber qué esperar en tu primera visita.

Tu ginecólogo debe conocer tu historial médico

Lo más importante es que no mientas aunque te dé vergüenza. De ser así, no podrá ayudarte de la manera correcta. Algunas de las preguntas que te hará son: la fecha de tu primer periodo, si eres activa sexualmente, si has tenido algún aborto, con qué frecuencia tomas o fumas, etc. Aunque estas preguntas sean personales no debes tener miedo de contestarlas, todo estos factores influyen en tu salud reproductiva.

Te hará preguntas sobre tu periodo menstrual

El o ella te hará preguntas acerca de tu periodo menstrual. Como por ejemplo, si tomas pastillas anticonceptivas, si has tenido un periodo irregular o si tienes mucho flujo vaginal, etc. Con estas preguntas puede detectar si existe un problema en tu ciclo menstrual. Aprovecha la visita con tu ginecólogo para aclarar todas tus dudas.

Realizará un examen general

Dependiendo de tus antecedentes, tu estado de salud y tus necesidades te aplicará un examen general. En realidad es un estudio muy rápido y sencillo. Lo primero es pasar al baño a cambiarte y colocarte una bata. Tal vez sea un poco incómodo porque la parte trasera está descubierta. No tienes de qué preocuparte, los doctores son profesionales y solo revisan las zonas implicadas. Después, te recostarás en la cama y se encargará de auscultar tus pechos y pelvis con pequeños toques. Lo recomendable es mantener tu cuerpo totalmente relajado pues facilita el trabajo y no habrá molestias.

Detectará si tienes alguna enfermedad

A través de este examen general podrá detectar si corres el riesgo de padecer una enfermedad. Por ejemplo, cuando revisa tus pechos es para detectar que no tienes bultos, endurecimiento, asimetría entre otros síntomas del cáncer de mama. Después, revisará tu pelvis para identificar si tienes cólicos menstruales, si hay inflamación o alguna alteración que involucre los órganos reproductivos, como matriz o los ovarios. Para detectar una ETS  utilizará un espéculo, un pequeño instrumento de metal que inserta en el canal vaginal para detectar síntomas de infección. Incluso puede tomar una muestra o en caso de ser necesario palpar el área por dentro. De esta manera podrá identificar que todo esté bien con el cérvix, ovarios y matriz.

Durante el examen te sentirás un poco incómoda, porque no estás acostumbrada a este tipo de contacto. Sin embargo, es importante ir al ginecólogo cada seis meses. Para descartar una posible enfermedad o evitar un ciclo menstrual irregular.

Este video te puede gustar