Cómo lidiar con las amigas que están obsesionadas con la comida y la pérdida de peso

Seguro tú también tienes un par de amigas que todo el tiempo hablan de sus dietas y ejercicios. Oírlas es insufrible. Por si fuera poco, no encuentras la forma de cambiar su conversación pues al final siempre terminan hablando de lo mismo. No te preocupes, esta es la mejor forma de lidiar con las amigas que están obsesionadas con la comida y el peso.

Cambia el tema por algo más ameno

El problema con las chicas que están obsesionadas con la comida es que no saben hablar de otra cosa. Una forma de evitar que la conversación gire en torno a cuantas calorías tienen permitido consumir, es cambiar el tema cada vez que comiencen a hablar de ello. Se super polite, cuando lo hagas, que se note que tienen cosas mejores de que hablar.

Sé comprensiva

El día de hoy es imposible que el tema del fitness no salga a colación en cualquier conversación. Trata de ser super comprensiva al respecto. Las mujeres obsesionadas con la comida y la pérdida de peso suelen tener problemas de autoestima. Es un tema delicado, así que sé muy paciente y expresa que no te sientes tan cómoda hablando del tema. Si es una amiga muy querida, seguramente te entenderá y tratará de hacerlo menos. Todo es mucho mejor cuando se habla claro con la otra persona.

Sé consciente de que las personas están un tanto obsesionadas con el tema en cualquier lado

Resultado de imagen para cardio gif

Es una onda generacional. El día de hoy, todos quieren estar fit. Al final, hacer ejercicio es buenísimo para la salud, así como tener una buena alimentación. Tú sabes que es bueno siempre que no llegues a tener esta fuerte obsesión por contar calorías. Es normal que las personas hablen del tema; sin embargo, esto no tiene por qué hacerte sentir mal. Dales por su lado a las chicas obsesionadas con la comida.

No dejes que esto afecte tu autoestima

 

Estar en constante contacto con personas obsesionadas con la comida pueden afectarte silenciosamente. Al final, cada quien es dueño de su cuerpo y no por no tener un cuerpo esbelto dejas de ser una mujer bonita e inteligente. Date el crédito que mereces. Una cosa es tener una vida saludable y otra muy diferente tratar de llenar el vacío de tus días con carreras, maratones y demás actividades físicas. Siéntete bien contigo misma.

Este video te puede gustar