Libérate del estrés con estas posiciones de yoga al terminar el día, ¡dormirás mejor!

Todas sabemos lo que es terminar el día tan exhausta que sólo queremos llegar a nuestra cama. Y aún así muchas no descansamos realmente por muchas razones: angustia, estrés, insomnio, etc. Libérate del estrés con estas posiciones de yoga. Como sirven para dormir mejor, relajarán todo tu cuerpo. Pruébalo solo 15 minutos antes de dormir y verás que duermes como bebé.

Puedes hacer estos ejercicios en el piso, sobre un tapete o directamente sobre tu cama. Lo único que necesitas es una almohada.

Jathara parivartanasana

También se le conoce como torsión abdominal o torsión de la columna. Comienza recostada boca arriba. Ahora estira tus brazos a la altura de los hombros y mantenlos firmes contra el suelo. A continuación coloca tu pie derecho encima de tu rodilla izquierda. Ahora baja tu rodilla derecha hacia el suelo sin despegar el pie de la rodilla izquierda. Notarás que tu cadera se mueve ligeramente a la derecha. Si ya tienes control sobre este movimiento solo necesitarás girar tu cabeza hacia la derecha. Sin embargo, si eres primeriza puedes probar colocar tu mano izquierda en la rodilla derecha para jalarla hacia el suelo, notarás que la resistencia de tu cuerpo disminuye con el tiempo. Sostén la postura por un minuto y luego cambia de pierna.

Supta baddha konsasana

Coloca la almohada horizontalmente de forma que tu espalda y cabeza descansen sobre ella pero tus pompas queden en el piso. Después junta las plantas de los pies y extiende tus brazos hacia los lados con las palmas hacia arriba. Luego flexiona los codos y toca cada uno de los codos con la mano opuesta. Comienza a respirar y mantén la postura por dos minutos.

Viparita karani

Coloca la almohada horizontalmente frente a una pared y siéntate sobre ella, solo tus pompas deben estar en la almohada. Lleva la espalda al suelo y extiende los brazos al costado con las palmas hacia arriba. Finalmente extiende las piernas y apóyalas sobre la pared. Si ya llevas más tiempo practicando yoga, puedes cambiar la almohada por tus brazos como lo indica la imagen. Sigue así dos minutos más.

Uttanasana

Ponte de pie con el compás a la altura de los hombros y el abdomen firme. Inclínate lentamente hacia el frente tratando de tocar tus pies. Baja lo más que puedas y mantén la postura un minuto. Si te cuesta trabajo puedes abrazar tus rodillas o colocar las manos junto a tus pies.

Halasana

Recuéstate boca arriba con las palmas hacia abajo tocando el suelo. Levanta ambas piernas tanto como puedas manteniéndolas rectas hasta rebasar tu cabeza y que vuelvan a tocar el suelo. Solo las puntas de tus dedos deberán tocar el piso. Luego, lleva tus piernas lentamente de regreso al frente. Si te es difícil mantener la postura, puedes flexionar un poco tus rodillas.

Balasana

Comienza por hincarte y coloca una almohada frente a ti para que tu abdomen, pecho y una mejilla se apoyen sobre el cojín. A continuación desciende con cuidado al frente con los brazos extendidos al frente y abraza la almohada. Libérate del estrés el tiempo que quieras con esta postura de descanso.

Savasana

Más que postura este es un ejercicio de relajación. Recuéstate boca arriba, deja los brazos a los costados y cierra los ojos. Continuando con tu respiración profunda comienza a sentir cada parte de tu cuerpo comenzando con tus dedos de los pies y subiendo lentamente hasta la cabeza. Relájate y deja de lado los problemas hasta sentir conscientemente cada parte de tu cuerpo, tendrás sensaciones únicas.

Este video te puede gustar