Las mujeres con bubis grandes son más propensas a sufrir estas enfermedades

Tener bubis grandes es una bendición para una chica. Sin embargo, tener un busto prominente también puede traer algunas complicaciones. Y no hablo de dificultades para encontrar el bra perfecto o la vestimenta apropiada para lucir todos los días, sino a algo más serio. Las chicas con busto grande pueden ser más propensas a sufrir estas enfermedades. Por favor, cuídate y chécate a tiempo.

Son más propensas al cáncer de seno

Una investigación noruega confirmó que las mujeres con senos más densos tienen un riesgo más alto de padecer cáncer de mama. El problema con los senos densos es que en las pruebas el tejido normal de la mama puede confundirse con un tumor. Ya que estos suelen verse igual en una tomografía. Así que los tumores pueden estar ocultos en las pruebas debido al tejido natural del seno. Además, es muy difícil que una mujer de senos grandes se dé cuenta que tiene partes más densas. Las chicas de talla A y B no suelen presentar senos densos, mientras que las mujeres de talla C y D suelen presentar mayor densidad y resultados de sus exámenes no concluyentes. Es más frecuente que las chicas con mucho busto requieran una segunda revisión que las chicas de poco busto.

Enfermedad de Paget

Se le conoce como enfermedad de Paget del pezón y es un tipo de cáncer poco común que afecta la piel del pezón y la areola. Las mujeres que sufren este mal, suelen tener de uno a dos tumores en el interior del mismo seno. Estos tumores son carcinomas ductuales o cáncer invasor de seno. Este enfermedad no solo afecta a las mujeres, también pueden sufrirla los hombres. La edad promedio de diagnóstico es a los 57 años. Los síntomas de Paget a menudo se confunden con síntomas de afecciones benignas de la piel como estas.

  • Picazón, cosquilleo o enrojecimiento en los pezones o en la areola.
  • Piel descamada, con costras o engrosada alrededor del pezón.
  • Pezón aplanado.
  • Secreciones amarillentas o con sangre de los pezones.

Es super importante que prestes atención a los síntomas, la prevención de ambas enfermedades pueden salvar tu vida. Acude a chequeos anuales con tu médico.

Este video te puede gustar