Las mentiras más comunes acerca de los métodos anticonceptivos

La verdad es que hay un amplio mercado de anticonceptivos  tanto hormonales como de barrera. Por ello miles de personas los utilizan diariamente. Esto representa tanto un avance como un retroceso en salud sexual y reproductiva. Se trata de un avance porque las personas se cuidan un poco más, pero representa un retroceso porque siguen creyendo diversas mentiras y no los toman de forma adecuada… Estas son algunas mentiras más comunes de los métodos anticonceptivos que deberías conocer…

Una de las mentiras más comunes es…

Para comenzar, una de la mentiras más frecuentes que todo el mundo acepta es que los anticonceptivos hormonales son 100% seguros. La verdad es que la mayoría de estos tienen un 90% de efectividad. Incluso hay algunos que te dan más de ese porcentaje. No obstante, ninguno 100% seguro. Por eso lo mejor es utilizar un método de barrera, como el condón, aunque debes recordar que ese también puede romperse.

“Serás infértil si tomas anticonceptivos hormonales”

No hay pruebas concluyentes que relacionen la infertilidad con los anticonceptivos hormonales. Es cierto que después de utilizarlos durante un periodo largo tu ciclo se altera. En consecuencia podrías tardar más tiempo del promedio en quedar embarazada. No obstante, bastará con un par de meses lejos de las hormonas para que tu ciclo se regule.

“Puedes abortar con la píldora de emergencia”

Esto incluso aparece en el instructivo: la píldora de emergencia no es abortiva.  Simplemente adelanta tu ciclo menstrual y espesa el moco cervical impidiendo la fecundación del óvulo. Sin embargo, no causa un aborto ya que no hay forma de evitar el embarazo una vez que el óvulo ya ha sido fecundado. Tampoco es sano tomar la píldora con cada relación, recuerda que se trata de un anticonceptivo de emergencia. Además, tu cuerpo tarda por lo menos 10 meses en regularse y eliminar todas las hormonas.

¿Qué otra mentira conoces tú?

Este video te puede gustar