Si eres de las que gusta de comer a medianoche ten cuidado, este hábito tiene una gran consecuencia

Comer a medianoche no es un hábito que debemos realizar frecuentemente, pues según algunos nutriólogos puede ser el detonante de la obesidad. De hecho, comer a estas horas solo aplica cuando te encuentras despierta y en actividad constante, de lo contrario puede causar algunos problemas en tu metabolismo.

Prohibido comer a medianoche

Va contra nuestro reloj biológico comer a  medianoche. De hecho, puede convertirse en un factor de alto riego para subir de peso rápidamente. Cenar es indispensable; sin embargo, esta comida debe ingerirse por lo menos una hora antes de irte a dormir. Es más benéfico cenar a las 9 de la noche, pues tu cuerpo tiene la oportunidad de digerir los alimentos. En cambio, hacerlo a la media noche, cuando tu cuerpo está preparándose para dormir, no. La cena debe basarse en alimentos más digeribles, de lo contrario no podrás descansar adecuadamente. Cenar a  altas horas de la noche solo aplica cuando vas a mantenerte despierta y en constante actividad. Te cuento.

Cuándo sí debes de comer a medianoche

La vida social los fines de semana invita a muchos hombres y mujeres a consumir alimentos después de la “hora de dormir”. Francamente cuando nos desvelamos es normal que sintamos hambre, pues al seguir tu cuerpo en actividad es normal que necesite un poco de más combustible. En la mayoría de los seres humanos el metabolismo decae por la noche. Esto quiere decir que consumes menos energía. Por lo tanto, lo que consumas durante estas horas no se quemará, en lugar de convertirse en energía, se almacena como grasa. Por ello, procura que los días que te desveles la cena que ingieras no sea demasiado alta en calorías, ya que puedes engordar mucho en muy poco tiempo.

Escucha a tu reloj circadiano

El reloj circadiano es el sistema de regulación biológica que regula los ciclos de alimentación, actividad física y sueño con respecto a la luz y la oscuridad. Este reloj  interno también regula el uso de energía de tu cuerpo. Determina las horas en las que puedes y no comer. Significa que comer en el momento inadecuado puede afectar la forma en la que tu cuerpo metaboliza el alimento. Tienes más posibilidades de engordar varios kilos en unas cuantas noches que cuando comes todos los antojos que  te gustan.

Ten cuidado con tu alimentación, tener obesidad no es un juego. Año tras año muchas personas mueren de diabetes. Ámate más a ti misma y empieza a cuidar de tu alimentación. Hazlo por ti.

Este video te puede gustar