Las emociones no expresadas y su relación con la fibromialgia

Nuestro estado de ánimo favorece la aparición de muchas enfermedades, como la tensión arterial, disfunción cardíaca y trastornos nerviosos de todo tipo. La fibromialgia es dolorosa y muchos pacientes suelen sentirse incomprendido pues el diagnóstico de esta enfermedad es difícil de obtener.

Los síntomas de la fibromialgia

La fibromialgia tiene una gran gama de síntomas. El principal es el dolor músculo-esquelético generalizado con rigidez y fatiga. Este viene acompañado con una disminución de la concentración, la memoria, insomnio, vejiga irritable, etc.

La enfermedad de las emociones no expresadas

Así llaman a la fibromialgia. Señalan que es fruto de un conflicto interno que generamos nosotras mismas. El órgano más afectado por la enfermedad es el hígado. Según la medicina tradicional china, este es el órgano en el que depositamos todas nuestras emociones contenidas. Este regula las fascias, músculos, tendones, ligamentos, articulaciones, venas y arterias. El hígado es también el encargado de la desintoxicación de todo nuestro organismo.

De dónde viene está enfermedad

Esta enfermedad puede surgir de varias cuestiones, pero se dice que viene de patrones culturales, familiares y sociales rígidos. Estos han creado una tendencia a reprimir las emociones desde la infancia. Cuando se copian estos patrones, se tiene una personalidad perfeccionista, en la cual se contienen las emociones. Cuando estas no se liberan, el cuerpo lo resiente y puede generar desde una colitis, hasta algo tan severo como la fibromialgia.

Cómo mejorar los síntomas

Un buen cambio de actitud ayuda a diminuir las molestias. Ante todo, debemos ser consientes que esta condición puede mejorar de adentro hacia afuera. Es un cambio de estilo de vida que puede comenzar por romper varios patrones. Encontrar la paz interior mediante técnicas de meditación, haciendo ejercicio y alimentándote correctamente. El camino a la recuperación de esta enfermedad es arduo; sin embargo, puede mejorar dramáticamente si quien lo padece cambia su estilo de vida.

Este video te puede gustar