Las consecuencias de la interrupción del embarazo :(

Existen muchos factores que nos pueden llevar a la decisión de interrumpir un embarazo. Sin embargo, cualquiera que sea la razón, es preciso tener ser consciente de cuáles son las consecuencias que la interrupción del embarazo puede traer a tu vida. Ajenas a la discusión moral o legal, las consecuencias de este acto son una realidad que muy pocas chicas conocen al iniciar este viaje. Inducido o natural, el aborto trae consecuencias físicas, psicológicas y emocionales para cualquier mujer.

Las consecuencias físicas pueden ser desastrosas

En el caso de un aborto no seguro, las consecuencias físicas pueden ser desastrosas. Hay mujeres que recurren a cualquier procedimiento para terminar con el embarazo. Esto puede llevarlas a usar métodos inseguros o ilícitos que podrían poner en riesgo su salud. Lamentablemente el aborto no seguro tiene consecuencias médicas que en muchos casos son irreversibles y que pueden causar la muerte de la mujer embarazada. Las consecuencias físicas más graves de un aborto mal realizado son: hemorragia, infección, peritonitis, lesiones irreversibles en vagina y útero que pueden causar esterilidad e incluso la muerte.

En caso de hacerlo con un especialista

El riesgo que corre una embarazada al ir con un especialista baja dramáticamente. Sin embargo, esto no asegura que la interrupción del embarazo salga del todo bien. Existen diferentes formas de inducir el aborto: dilatación y raspado, con pastillas, mediante una operación quirúrgica, aspirado, etc. Cada uno de estos procedimientos tiene riesgos. El especialista deberá dar toda la información a la mujer que ha decidido recurrir a esta alternativa. Finalmente es mucho más seguro tener un aborto con un especialista.

Consecuencias psicológicas

Las mujeres que pasan por este procedimiento pueden tener consecuencias físicas, pero no son nada comparadas con las psicológicas. Los especialistas estiman que superar un aborto puede tomar hasta cinco años. Se estima que, en muchos casos, pasa hasta un año para que la mujer sufra depresión clínica. Aunque los síntomas no se presentan inmediatamente después del aborto, sí existe culpabilidad, estrés, ansiedad, angustia y desesperación. Mientras más avanzado sea el embarazo, mayor es la consecuencia para la mujer implicada. Finalmente puede crear rechazo por las mujeres embarazadas, con hijos incluso a los propios niños.

Ya sea inducido o espontáneo, el aborto no es una situación grata para ninguna mujer. Por eso es tan importante estar acompañada de alguien a la hora de llevar a cabo el procedimiento. El tiempo es el mejor aliado para cerrar las cicatrices que deje, pero muchas veces son permanentes. Piensa muy bien antes de hacerlo esta decisión.

Este video te puede gustar