Las chicas que no engordan tienen algunos secretos, ¿quieres saber cuáles son?

Todas tenemos una amiga que toda la vida ha sido delgada. Resulta increíble porque nunca está a dieta y siempre que pasa frente a ti parece traer alguna golosina. Ella siempre tiene hambre y no sube ni un solo gramo. Así que las chicas que no engordan tienen algunos secretos y aquí te voy a decir cuáles son.

¿Tres horas en el gym, no comer más que verdura, pastillas? De hecho, muchas de las mujeres que conservan una figura esbelta sin llegar a ser musculosas se mantienen con solo seis secretos. Después de leerlos seguro te vas a reír, es que no se trata de matarte en el gym tres horas a menos de que busques musculatura. Mantenerte en forma se reduce a observar buenos hábitos; obvio esto cuesta algo de trabajo al principio. Así que no te rías, aplícalos durante 29 días y verás cómo se convierten en costumbre. Tú tienes el cuerpo que has forjado, sea cual sea tu genética.

Comen cinco veces al día

Tienen tres comidas completas y dos bocadillos al día. Sus snacks consisten en pequeñas porciones llenas de verduras y alimentos de bajo perfil calórico. Es decir, que contienen muy pocas calorías por lo que pueden comer hasta saciarse sin ningún problema. Este es un cambio bastante sencillo que puedes empezar a aplicar. En vez de comerte esas golosinas sin nutrientes, aplica comer zanahorias, pepinos y jícamas.

Líquidos por favor

Tu cuerpo necesita estar hidratado. Las chicas que no engordan toman muy enserio esta cuestión corporal dejando de lado las bebidas azucaradas y remplazándolas con opciones ricas y saludables. Por ejemplo: tés, infusiones, agua simple y algunos jugos de vez en cuando.

Mucho movimiento

Estas chicas no se quedan quietas, siempre buscan estar en movimiento a lo largo del día. Lo primero que hacen al despertar es estirar los músculos, ir al gym o a correr. Finalmente, solo necesitas 30 minutos mínimo de actividad física diaria para mantener una buena condición física y permanecer tonificada.

Se miden en los antojos

Está bien tener un antojo de vez en cuando; sin embargo, saben que esto debe ser una vez a la semana para que no afecte su peso. Nada de dulces, helados y postres durante la semana. Prefieren permanecer lejos de los azúcares refinados, pues conocen su metabolismo. Un vez que comes más sano tienes un tipo de energía diferente, pues los alimentos que estás consumiendo tiene un mayor aporte nutrimental.

Tienen bien medidos sus tiempos

No se saltan las comidas. De hecho, también son muy estrictas con sus horas de comida, al igual que con las horas de sueño. Desvelarte y dormir a destiempo puede afectar tu metabolismo, hacer que retengas más líquidos y que aumentes de peso en poco tiempo. Sé fiel a tus tiempos de comida, despierta temprano y duerme tus correspondientes ocho horas. Siguiendo estas pequeñas rutinas conseguirás un metabolismo más activo.

“No” al estrés

Las chicas que no engordan conocen al enemigo llamado cortisol. Saben que este puede arruinar hasta la dieta más estricta. La hormona del estrés no solo nos afecta el metabolismo, también puede desencadenar problemas hormonales, enfermedades de la piel y hasta la pérdida del cabello.

Date la oportunidad de comenzar una nueva vida con hábitos sanos y diferentes. Agarra un poco de inspiración y empieza desde hoy.

Este video te puede gustar