Sal: ¿buena o mala para la salud?

“Sal al gusto” es la típica frase que vemos desde siempre en las recetas de cocina. Y así nos fuimos acostumbrando a comer con sal. Pero también hemos escuchado que puede que no sea tan benéfica. Y entonces, ¿a quién le hacemos caso? Aquí te decimos todo acerca de esta sustancia. Sal: lo que tienes que saber de ella y un poco más.

Sal: el origen

Antes de determinar si la sal es buena o mala, déjame explicarte qué es. La sal es una sustancia de origen marino o mineral y está compuesta por sodio y cloro. Estos dos son electrolitos necesarios para la actividad celular, muscular y nerviosa. Ahora, aquí te va la noticia sorprendente: ¡el ser humano no necesita añadir sal a su alimentación! Los alimentos contienen cantidades suficientes de sodio y cloro para cubrir las necesidades del cuerpo. El uso de sal en la cocina empezó por algo cultural. No sabremos si fueron las bisabuelitas o tatarabuelas las que añadieron este toque en la comida, lo cierto es que en muchas culturas abusan de la sal y eso no es nada bueno.

¡Más sal por favor!

Las papilas gustativas tienen un determinado umbral para los sabores. Si nos acostumbramos a comer con mucha sal, ese umbral se eleva cada vez más. Hasta que empiezas a necesitar más y más para alcanzar el sabor deseado. ¿Estás pensando lo mismo que yo? Exacto, eso significa que la sal es adictiva. ¿Y quién quiere tener adicciones? Intenta probar las cosas sin sal y verás cómo disfrutas del verdadero sabor de la comida.

So-so-sodio

Ya dijimos que la sal es igual a sodio y el sodio es un mineral muy controvertido pues, en exceso, es muy dañino para el organismo. También tiene funciones muy importantes para el cuerpo. Una de las funciones más importantes es el balance y distribución de agua. Sin sodio, nuestro organismo no podría conservar el agua suficiente para vivir ni las células podrían funcionar correctamente. No obstante, si le damos sodio de más, perjudicas esta función y empiezas a retener líquidos.  Piensa que tu cuerpo es una máquina y como cualquier máquina, necesita la cantidad exacta de combustible. Si le das menos, no funciona y si le das demás, empieza a fallar.

En conclusión, el sodio es necesario en el cuerpo, pero podemos encontrarlo en bebidas y alimentos sin problema alguno. Abusar del consumo de sal, es malo para la salud.


Este video te puede gustar