La relación entre el esmegma y tu zona íntima

Cuidar de nuestra zona íntima es una de las cosas que debemos hacer continuamente. Hasta el día de hoy hay quienes creen que eso solo debe ser cuando se tiene una pareja sexual, pero no es así. La higiene íntima es muy importante para evitar la acumulación de esmegma. Ten por seguro que de hacerlo, tu cuerpo se va a encontrar bien en todos los sentidos.

¿Qué es el esmegma?

Es una secreción natural del cuerpo humano, que ayuda a lubricar la vagina o el pene. En las mujeres se distingue entre los labios vaginales. Si se trata del hombre, lo segrega debajo del glande, por medio de las glándulas de Tyson. De no tener la higiene necesaria esta sustancia blanquecina, espesa y de mal olor puede acumularse en la zona genital. Sucede principalmente a los hombres, provocando momentos incómodos. Además del olor desagradable, el aspecto también lo es. Cuando no se trata a tiempo puede terminar en una molesta infección.

Comienza el problema

Si dejas que la mucosidad se acumule junto con otras secreciones de tu cuerpo y no tienes la higiene debida pueden empezar los problemas. Se forma la secreción que se compone de células muertas, grasa, hormonas, secreciones de la misma zona y células blancas sanguíneas. Los hombres son quienes deben tener principal cuidado, pues este problema afecta en mayor medida a quienes padecen fimosis o frenillo corto.

Más posibilidad

El prepucio cubre la zona donde se forma el esmegma y dificulta la limpieza apropiada. De acuerdo a los médicos, los hombres con fimosis tienen el doble de posibilidad de acumular esmegma. Por lo tanto, lo más recomendable, tanto para ellos como para nosotras, es tener buena higiene. En caso de notar alguna anomalía lo más importante es acudir con el médico para que dé el diagnóstico y tratamiento adecuado.

Este video te puede gustar