La prueba que indica si tu hijo tiene síndrome de Down

Hay diversos factores que podrían alterar la tranquilidad de tu embarazo. Entre estos se encuentran las enfermedades congénitas y los trastornos en los diversos sistemas del bebé. A menudo muchos de estos solo se diagnostican hasta que el pequeño ha nacido. Sin embargo, hay otras enfermedades como el síndrome de Down que puede detectarse durante el embarazo. ¿Quieres saber un poco más acerca de la prueba?

Acerca del síndrome de Down

Se trata de una anomalía genética causada por la copia del cromosoma número 21. A pesar de conocerse la causa de este trastorno no se sabe qué factores la favorecen. No obstante, puede relacionarse con la maternidad tardía. Sin embargo, este dato no está comprobado. Entre los problemas que los niños con síndrome de Down padecen se encuentran:

  • Problemas cardíacos
  • Problemas de la vista
  • Hipertiroidismo
  • Disminución del tono muscular
  • Pérdida de la audición
  • Problemas digestivos
  • Epilepsia

 

La prueba que puedes hacerte durante el embarazo

Como ves el síndrome de Down no es una enfermedad fácil de llevar. En este sentido existen diversos tratamientos que deben tener a lo largo de su vida. Por ejemplo,  necesitan acudir con fisioterapeutas, terapeutas del lenguaje, nutriólogos y trabajadores sociales. Por eso, es mejor que tu pareja y tú estén prevenidos y entiendan lo que implica cuidar a su pequeño. Existe la prueba que detecta el síndrome de Down. Estas pruebas son invasivas, por lo que podrían poner en riesgo tanto tu salud como la de tu bebé. Se trata de la amniocentesis, una prueba en la que se extrae líquido amniótico. Con la muestra se realizan diversas pruebas para detectar enfermedades congénitas.

Pruebas menos invasivas

Existen otras pruebas que resultan un poco menos agresivas tanto para tu salud como para la de tu pequeño. Una de ellas es el triple screening. Esta se realiza con una muestra de sangre de la madre, con esa muestra pretenden detectar cualquier tipo de alteración en el feto. Sin embargo, la prueba puede no ser concluyente del todo.

¿Tú te harías la prueba?

Este video te puede gustar