La osteoporosis, ¿se puede prevenir?

Mucho se habla de la osteoporosis y del efecto negativo que tiene, principalmente en las mujeres. Se trata de una alteración en la densidad ósea que aparece a partir de la tercera edad. Aunque sucede en ese momento, se sabe que la carencia de nutrientes incrementa el riesgo.

De qué se trata

Es la disminución y deterioro de la masa ósea. Hay reducción de la densidad mineral del hueso, cambiando su estructua, dejándolo más poroso. Cuando los huesos tienen osteoporosis, son más frágiles y suceptibles de sufrir lesiones. En las mujeres, a partir de los 50 años puede haber problemas en los huesos. El problema se duplica a partir de los 50 o 60 años, mientras que a partir de los 60 se triplica. Las fracturas más frecuentes son las de: cúbito, vértebras y costillas.

Clasificación

  • Primaria. Por factores fisiológicos, en los que ninguna enfermedad se asocia. Puede ser por niveles bajos de estrógeno (afecta sólo a mujeres) o por edad avanzada (afectando a hombres y mujeres).
  • Secundaria. Por una patología o causa externa (enfermedad del sistema endocrino), por fármacos, déficit nutricional o enfermedades digestivas.

Función del calcio

99 % del calcio de nuestro cuerpo está en los huesos, mientras que el 1 % está en la sangre. El calcio en la sangre cumple diferentes funciones: contracción muscular, coagulación o mineralización ósea.

Nutrientes que tu cuerpo necesita

  • Calcio. Consume lácteos todos los días. Las legumbres y los frutos secos también aportan calcio.
  • Vitamina D. Esencial para la formación de huesos. Ayuda a que el calcio se absorba mejor.
  • Ejercicio. El ejercicio mantiene tu salud en óptimas condiciones en todo momento.

Para que prevengas la osteoporosis lo mejor es tener una dieta equilibrada en donde consumas los nutrientes necesarios para que tu cuerpo esté bien por dentro y por fuera. No olvides acudir a tus chequeos de manera constante para que actúes de manera rápida ante cualquier adversidad.

Este video te puede gustar