La mejor rutina de higiene para el sexo anal

Todas necesitamos una rutina de higiene para mantener nuestro cuerpo en buenas condiciones. Ya sea después de hacer ejercicio, para cuidar el aspecto de nuestra piel o a la hora de tener sexo. Pocas veces te pones a investigar si tu cuerpo requiere cuidados específicos para antes o después de la intimidad. Si quieres que tu experiencia sea la mejor en todos los aspectos, hay ciertos factores que debes considerar, toma nota.

El sexo anal en tu vida

Pocos se atreven a hablar del sexo anal a los cuatro vientos, aunque muchos disfrutan de él en la intimidad. Hay que tener en claro que el sexo anal, a diferencia del vaginal, requiere más cuidados. Por lo anterior, una rutina de higiene adecuada es indispensable para disfrutar sin preocupaciones. El sexo en sí implica mucha responsabilidad, pero esta se incrementa si se trata de jugar por la puerta trasera.

Rutina de higiene, ¡básica!

Tu cuerpo necesita prepararse para que la experiencia sea placentera. El canal renal debe estar limpio para que no haya alguna infección durante el sexo. También es importante que usen condón, pero ojo, hay que cambiarlo si del sexo anal pasan al sexo vaginal u oral. Usar el mismo condón para diferentes zonas del cuerpo solo le traería problemas a tu salud. Antes de hacerlo, sean conscientes de que la sensación es fuerte, por lo que deben ir poco a poco hasta que sientas que estás lista para un poco más de impulso.

Antes de…

Procura comer alimentos ricos en fibra para que tu organismo esté limpio. Evita comer cosas que te inflamen, porque te sentirás muy incómoda. Como mencioné antes, el uso del condón es necesario. La rutina de higiene es básica, así que limpia la zona con jabón neutro. Estarás más cómoda durante el acto. El pene o manos de tu pareja también tienen que estar limpios para evitar infecciones. El lubricante a base de agua ayudará a que no haya tanta molestia. Tu pareja puede ayudarte a masajear tus pompis y alrededor del esfínter anal para que no sientas tanta molestia.

Después de…

Si van a seguir jugando después del sexo anal, es importante que laven sus órganos genitales con jabón neutro. En caso de que quieran tomar un respiro antes de continuar, abrácense, bésense y compartan sus respiraciones.

¿Te animas?

Este video te puede gustar