La mejor rutina de ejercicios para una persona en silla de ruedas

Los médicos siempre nos dicen que hagamos alguna actividad física, recomendación que también va dirigida a las personas con discapacidad. Sin embargo, ellas deben considerar un programa especial en el que se empleen ejercicios acordes a sus necesidades. Por eso, a continuación te presento la mejor rutina para alguien en silla de ruedas.

Empieza con el calentamiento

Al igual que en cualquier actividad física, se necesita hacer un calentamiento. Esto es importante si tus músculos han estado inactivos por mucho tiempo. Estira ambos brazos hacia tu cabeza y usa un brazo (por ejemplo el izquierdo), para estirar el otro (en este caso el derecho). Haz 10 repeticiones y listo.

Ejercicios cardiovasculares

Estos ejercicios hacen que se eleve el ritmo cardíaco y aumente la resistencia de tu organismo. Hacer ejercicios en el agua podría ser una buena opción. Recuerda que todo esto tiene que ser supervisado por un médico o terapeuta especialista en el tema. El baloncesto o la danza son otras opciones que se pueden considerar. Incluso el entrenamiento aeróbico como correr en una pista mejora la frecuencia cardíaca.

Beneficios de hacer ejercicio

Las personas en silla de ruedas tonifican sus músculos y consiguen mejorar su estado de salud general. También se controla el peso y los problemas de digestión asociados a la postura son cosa del pasado. Estar en silla de ruedas no es pretexto para no recibir los beneficios del ejercicio o tener mayor flexibilidad o movilidad. La circulación sanguínea mejora, al igual que la postura. Si una persona en silla de ruedas hace ejercicio, se logra desenvolver de forma más autónoma, mejorando su salud emocional. No olvides que para hacerlo de manera correcta es mejor que tengas la orientación y apoyo de alguien especializado.

Este video te puede gustar