La mejor dieta de acuerdo a tu tipo de cuerpo

Seguro estás buscando la mejor dieta desde hace tiempo. Has probado una y otra, pero no encuentras el resultado que tanto buscas. ¿Sabías que la forma de tu cuerpo podría estar interfiriendo en esos deseados resultados?

La mejor dieta para el cuerpo circular

Este cuerpo posee un torso grueso, hombros anchos al igual que la cadera. Mientras que los brazos y las piernas son pequeños. Al aumentar de peso, la grasa se almacena en tu abdomen. La grasa abdominal afecta a los órganos que envuelve. Eso podría causar enfermedades cardíacas, diabetes o síndrome metabólico. La mejor dieta incluye grasas saludables en cantidad moderada. Consumir alimentos con ácido omega 3 o grasa monoinsaturada te hace sentir satisfecha más tiempo. Eso ayuda a que no comas tanto. Debes evitar comer carbohidratos, como el pan dulce o las bebidas azucaradas.

Pera

Tu cuerpo es de pera si tienes hombros y cintura estrechos, mientras que la cadera y los muslos son grandes. Si tu cuerpo es así, consume proteínas magras, verduras de hoja verde y grasas saludables. Combinarlos te ayudará a desarrollar músculo y mantenerte sana. Evita comer en exceso alimentos azucarados.

Cuerpo de reloj de arena

Tiene una figura uniforme en la parte superior e inferior, mientras que la cintura es definida. La ventaja de este cuerpo es que almacena la grasa de manera equitativa. La desventaja es que puede ganar peso fácilmente y si no se tiene cuidado pone en riesgo la salud. Las verduras serán tus mejores amigos. Sin embargo, debe evitar los alimentos azucarados para evitar que la grasa invada tu cuerpo.

Rectangular

Este cuerpo tiene pocas curvas, pero la grasa tiene efecto sobre él. Si no cuidas tu alimentación, podrías tener mucha grasa corporal que te hace vulnerable a las enfermedades. Come de manera equilibrada carbohidratos, grasas y proteínas. El ejercicio también te ayudará, opta por hacer bicicleta o correr.

Tipo triángulo invertido

Tus hombros, cuello y pecho son amplios, mientras que la parte inferior es más pequeña. Te resulta más fácil desarrollar músculo en la parte superior del cuerpo. Tienes riesgo de que la grasa se acumule en la zona del vientre. Opta por los carbohidratos integrales, pues te brindan suficiente energía para tus actividades. Agrega quinoa, arroz integral, frijol, cebada, lentejas y camote a tu dieta. Puedes consumir grasas con moderación.

Este video te puede gustar