La cuarentena está afectando la salud mental de todos, pero principalmente de los niños

Soy mamá y maestra, por esas razones quiero compartir esto contigo. A partir de la cuarentena, nuestras vidas cambiaron por completo. Tanto adultos como niños, hemos tenido que cambiar de un día para otro nuestra rutina. También hemos dejado de hacer muchas cosas que acostumbrábamos y eso es muy complicado. Cuando estamos tan acostumbrados a nuestra rutina, tener que modificar todo de un día para otro puede ser perturbador. Imagina si eso nos pasa como adultos, cómo lo están experimentando los niños. Sin duda, la salud mental de todos está cobrando una muy cara factura. 

Cambio abrupto

Quiero enfocarme en el sentir de los niños, pues al parecer pensamos que la forma en que nosotros vemos las cosas, es igual a la de ellos… y no. Ellos un día se despertaron, fueron a la escuela y disfrutaron como todos los días. Al día siguiente la cosa cambió, pues ya no fueron a sus clases. Tampoco volvieron a jugar con sus compañeritos ni corrieron al aire libre. Si la cosa no fuera mala, también dejaron de ver a sus abuelos o salir al parque como cada fin de semana. 

Como adultos, podemos asimilar más fácilmente la situación. Comprendemos lo que está pasando y no nos cuesta tanto trabajo dejar de “convivir con otros”. Para ellos el impacto está siendo grave. El no tener convivencia con otros niños todos los días, que no hagan suficiente ejercicio y que no tengan contacto con la naturaleza está dejando graves consecuencias en sus organismos.

Afectación en los niños

  • Nivel afectivo-emocional. Abarca la salud mental causando ansiedad, depresión, trastorno adaptativo o estrés agudo.
  • Desarrollo y aprendizaje de los niños. El aislamiento está dañando la formación del cerebro de los niños. Durante los primeros años se dan las experiencias más importantes y ahora están siendo afectadas.

Si todos estos problemas no se atienden ahora, a la larga los niños desarrollarán muchos traumas que sin duda les afectarán en la vida adulta.

Este video te puede gustar