La ansiedad puede dañar tu corazón, ¡cuídalo!

La ansiedad es un mecanismo de defensa emitido por nuestro cuerpo ante alguna situación de peligro o estrés. En este sentido nos ayuda a reaccionar de la manera adecuada para protegernos. Sin embargo, experimentar esta sensación de forma prolongada afecta a diversos sistemas y órganos. Entre ellos nuestro corazón…

 La función de la ansiedad

La ansiedad es una emoción derivada del miedo ante una situación de riesgo. Esta sensación nos prepara para huir de ese momento y ponernos a salvo. Así mismo hace que nuestro cuerpo y  sentidos estén hipersensibles por un periodo prolongado. Sin embargo, este mecanismo de defensa puede volverse en nuestra contra si no sabemos manejar nuestras emociones.

 Consecuencias de las emociones mal manejadas

Alguna personas tienen problemas para controlar sus emociones tanto negativas como positivas. Por eso experimentan cortos episodios de crisis. Estos, a la larga, dañan tanto su corazón como su sistema nervioso. Y si estos episodios no son atendidos, pueden ser mortales. El daño en el corazón causado por la ansiedad se detecta mediante los siguientes síntomas.

  • Palpitaciones.
  • Dolor y opresión en el pecho.
  • Ahogo y asfixia.

Así mismo podrías sufrir daños en el sistema digestivo e inclusive la pérdida de la memoria. Por tanto es importante que aprendas a relajarte y controlar tus emociones.

 Maneja adecuadamente estos episodios

La mejor manera de contrarrestar las emociones desbordadas es analizar el problema al que te enfrentas. De esa manera lo resolverás de la mejor forma posible y sin complicaciones emocionales o de salud.  He aquí unos consejos:

  • Interpreta adecuadamente el problema: no exageres ni subestimes la situación. Piensa en el origen de esta y en las posibles soluciones de forma realista.
  • Aleja tu mente del problema: es recomendable que mantengas una distancia pertinente con esa situación. Es decir, piensa en la solución, pero no te obsesiones.
  • Realiza algunas técnicas de relajación: respira de manera lenta y profunda y  estira tu cuerpo. Si tienes la oportunidad puedes correr, eso también distraerá tu mente.

Este video te puede gustar