¿La ansiedad es hereditaria?

La ansiedad puede atacar a cualquiera por situaciones como trabajo, deudas, accidentes o cualquier factor de estrés. Existen diferentes tipos de ansiedad, desde niveles normales hasta cuadros que no permiten que sigas con tus actividades. Pero te tengo noticias, si en tu familia hay alguien que sufra de trastorno de ansiedad, esa puede ser la causa de la tuya. La ansiedad es hereditaria.

La ciencia ha hablado

Una investigación hecha en la Escuela de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin, (Estados Unidos), proporcionó nuevos conocimientos sobre el riesgo y el desarrollo de los trastornos de ansiedad. Usaron técnicas de imágenes cerebrales regularmente empleadas en estudios humanos. Estas demostraron que las diferencias en la conectividad entre las regiones del cerebro involucradas en el miedo y la ansiedad son heredables.

¿Y entonces?

 

Esto significa, que la ansiedad extrema en etapas tempranas de la vida es un factor de riesgo para los trastornos relacionados y la depresión en humanos. No obstante, antes de que culpes a alguien por heredarte ansiedad, piensa que no todo está perdido. Hay muchos hábitos que puedes llevar a cabo diario para liberarte de la ansiedad. Lo importante es aceptar ayuda para aprender a controlarla. Los ansiolíticos calman los síntomas, pero la terapia psicológica es esencial para aprender a vivir con ansiedad. Si de plano sientes que no puedes sola, busca ayuda de un terapeuta.

¿Tengo ansiedad?

Los síntomas más comunes de gente con ansiedad son los siguientes:

  • Problemas de sueño: Tener problemas al dormir se ha asociado con un rango muy amplio de condiciones de salud, tanto físicas, como psicológicas. Si te cuesta mucho trabajo dormir o no descansas bien, puede que sea culpa de tu trastorno. Para muchos, la ansiedad causa insomnio, pues la gente piensa en muchas cosas a la hora de irse a la cama.
  • Preocupación excesiva: Todas tenemos preocupaciones, pero ¿qué tanto ayuda preocuparse demasiado? En el caso del desorden de ansiedad generalizado (DAG), se tienen pensamientos ansiosos la mayor parte del tiempo. De hecho, la ansiedad es tan agresiva, que puede interferir en tu vida diaria con factores como fatiga o hiperactividad.


Este video te puede gustar