Jugos deliciosos que te ayudarán a perder peso y que están cargados de vitaminas

Los jugos están de moda. Los hay para todos los propósitos y de todos los colores. Sin embargo, para perder peso los jugos verdes son los más buscados. La razón es simple: son fáciles de preparar y muy efectivos. Además, encuentras fácilmente los ingredientes en el súper o en el mercado. Si estás en la lucha por perder peso, prueba los jugos verdes. Te ayudarán a perder peso y te darán vitaminas y algunos minerales que mejorarán la textura de tu cabello y piel. ¡Pruébalos, lo único que puedes perder es peso!

Los jugos verdes ayudan a quemar grasa

Hoy los jugos se han vuelto muy populares. Si tu meta es perder peso, un jugo de vegetales verdes resulta una gran opción como sustituto del desayuno. Para que sea efectivo es recomendable que tus tres comidas del día y los snacks sean de alimentos sin procesar. Es decir, lo más naturales posible. Muchas verduras, frutas en cantidad moderada, proteínas magras, algunos frutos secos y lácteos bajos en grasa. No te olvides de las bebidas. Tomas agua es esencial. Como complemento un jugo verde que ayude a tu cuerpo a deshacerse de la grasa más fácilmente. Aquí te damos varias recetas.

Jugo de pepino, apio y manzana

Ingredientes:

  • 1 pepino
  • 2 limones
  • 1 puñado de espinacas
  • 2 tallos de apio
  • 1 manzana
  • 250 ml de agua

Preparación: 

Lava y desinfecta pepino, apio y espinacas. Pon estos ingredientes en la licuadora y licua con el jugo de limón, el agua  y la manzana sin las semillas. También puedes pasar los ingredientes por el extractor y añadir el agua al final. Bébelo por las mañanas como parte de tu desayuno o en lugar de este.

Por qué funciona:

El pepino es uno de los ingredientes principales en los jugos porque tiene pocas calorías, apenas 16 calorías por cada 100 gramos. Es refrescante, hidrata y desinflama la piel. Además, contiene fibra y ayuda a aliviar acidez o pesadez estomacal. Te da potasio, hierro, calcio, manganeso y fósforo. Las espinacas apenas tienen 18 calorías por cada 100 gramos. Contienen fibra y muchos minerales: los mismos que el pepino y además zinc, yodo y selenio. También poseen vitaminas B 2, B3 t B9. La manzana regula los niveles de glucosa en sangre y el tránsito intestinal. Además,  previene el extreñimiento y reduce los niveles de colesterol malo.

Jugo de zanahoria y brócoli

Ingredientes:

  • 1 naranja
  • 2 zanahorias
  • 1 puñado de acelgas
  • 1 apio
  • 2 tallos de brócoli
  • 1/2 taza de col

Preparación:

Primero, lava y desinfecta frutas y verduras. Luego, extrae el jugo de las zanahorias y la naranja. Enseguida, licua el resto de los ingredientes en la licuadora y agrega los jugos. Asegúrate de que todo se integre bien para que no queden grumos. Según la consistencia que desees, puedes añadir un poco de agua. Bebe el jugo por la noche como sustituto de cena.

Por qué funciona:

Las acelgas contienen potasio, esencial para preservar los músculos cuando estás a dieta. También son ricas en yodo, que favorece el funcionamiento de la glándula tiroides, básico para regular el metabolismo. Gracias a la vitamina A que poseen la zanahoria y la naranja, tu piel y cabello lucen saludables y recibes multitud de antioxidantes. El brócoli es rico en flavonoides antiinflamatorios y favorece la desintoxicación del organismo. Tiene propiedades anticancerígenas y muy pocas calorías.

Jugo de perejil y apio

 

Ingredientes:

  • 1 puñado de perejil
  • 2 tallos de apio
  • 1 naranja el jugo
  • 1/2 taza de agua (opcional)
  • 1 limón el jugo

Hazlo así:

En la licuadora  mezcla perejil, apio, jugos de naranja y limón hasta que se integren todos los ingredientes. Si quieres una consistencia más líquida añade el agua, si lo prefieres más espeso, entonces no la agregues. Tómalo por la mañana con el estómago vacío.

Por qué funciona:

El perejil posee antioxidantes que favorecen la salud de la piel, cabello y uñas. Gracias a sus propiedades depurativas elimina toxinas acumuladas en el organismo. Es decir, colabora al buen funcionamiento de los riñones, por lo que combate la retención de líquidos. El apio es un potente depurativo que evita la retención de líquidos, tiene fibra que favorece el tránsito intestinal y regula el nivel de glucosa en la sangre.

 Jugo de pepino, limón y menta

Ingredientes:

  • 1 pepino
  • 1 puñado de hojas de menta
  • 2 limones
  • 1 litro de agua

Prepáralo así:

Solo vierte el litro de agua en la licuadora con el pepino en rodajas, luego el jugo de los dos limones y las hojas de menta. Una vez que los ingredientes se integren, cuelas el líquido y lo viertes a una botella. Bébelo como agua de uso, es decir, a lo largo del día.

Por qué funciona:

Combinas tres ingredientes de gran poder antioxidante y diurético. También refresca y descongestiona, por lo que en verano es una delicia. La menta ayuda a emulsionar las grasas pues favorece la termogénesis y la digestión. Además de la vitamina C, el limón estimula el metabolismo y tiene acción diurética.

Por último, no olvides beber tus dos litros de agua a lo largo del día. El agua es el mejor emulsionador de grasas que existe.

Este video te puede gustar