Infecciones vaginales: conoce los principales síntomas

Las infecciones vaginales son más comunes de lo que imaginas. “Vaginitis” es el término médico que se utiliza para describir las condiciones que causan una infección o inflamación.

Por qué padeces infecciones vaginales

La vulvovaginitis es la inflamación que se presenta en la vagina y/o vulva. Esta condición puede ser resultado de una infección causada por bacterias, hongos o virus. También puede haber irritación generada por diversos productos químicos, incluso por la ropa interior.

Síntomas

Los síntomas varían; sin embargo, los más comunes incluyen:

  • Flujo vaginal anormal con mal olor.
  • Ardor o molestia al orinar o tener relaciones sexuales.
  • Picazón en la zona externa de la vagina.

Infecciones más comunes

  • Por cándida u hongos. Causada por diferentes especies de hongos. Estas infecciones pueden producir flujo vaginal espeso, blanco y con consistencia grumosa. Sientes picor y enrojecimiento en la vagina y vulva. No son consideradas ETS.
  • Vaginosis bacteriana. Infección más común en las mujeres en edad reproductiva. Causada por el crecimiento de una combinación de varias bacterias. Los síntomas son secreción blanquecina con olor fétido, dolor al orinar y picazón. No es un problema de salud grave, pero si no se atiende puede aumentar el riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Vaginitis no infecciosa. Tu vagina puede sufrir picazón, ardor o flujo vaginal sin tener una infección. Estar reacciones pueden ser a causa de los productos que usas.
  • Vaginitis por clamidia. Infección que se da por transmisión sexual. La mayoría de mujeres no tienen síntomas, por lo que el diagnóstico se dificulta. Si no es detectada a tiempo tus órganos reproductivos pueden ser afectados y causar complicaciones serias.

En algunas ocasiones, más de un tipo de infección puede estar presente al mismo tiempo. En otros casos puedes tener una infección sin que tengas presente ningún síntoma. Los buenos hábitos de higiene son indispensables para prevenirlas. No olvides que de no tener los cuidados necesarios tu salud podría estar en riesgo.

Este video te puede gustar