Identifica tu tipo de pancita y descubre cómo combatirla

Una de las áreas del cuerpo que a las chicas nos cuesta más trabajo mantener en forma es el abdomen. Un estilo de vida saludable que incluya una buena alimentación y actividad física suele ser la solución. Sin embargo, el tipo de pancita que tengas es causada por un factor en específico. Por eso es necesario que identifiques a qué se debe la tuya para eliminarla fácilmente.

La que abarca todo el abdomen

Este tipo de pancita es la más común. La grasa se acumula prácticamente en todo el abdomen y suele venir acompañada de sobrepeso general. Es causada por malos hábitos alimenticios y una mala calidad de vida. Si te identificaste con este tipo de barriga, lo ideal es que mejores tu alimentación y que adquieras el hábito del ejercicio. Para eliminar esa pancita comienza con una rutina que incluya correr, hacer abdominales y planchas. Empieza poco a poco y ve aumentando la intensidad conforme adquieras condición.

Llantitas

Las llantitas o rollitos nos causan el mayor de los problemas a las chicas porque se notan mucho en la ropa que usamos. Su aparición se debe a una mala alimentación y una vida sedentaria. Para combatir la grasita de esa zona la solución es hacer cardio; por ejemplo, correr o saltar la cuerda sin detenerte. Empieza con cinco minutos y ve aumentando hasta llegar a 10.

En el vientre bajo

Este tipo de pancita es causada por el estrés. Así como lo lees: ¡el estrés engorda! Si estás muy ocupada durante el día y tus jornadas de trabajo o de escuela te mantienen en constante presión, probablemente sea la causa de tu panza. Además, viene acompañada de mala digestión y gases. La puedes identificar porque se acumula en el vientre bajo. La recomendación es evitar las bebidas con gas, la cafeína y darte un tiempo específico para comer y no hacerlo deprisa. En cuestión de actividad física necesitas realizar cardio, estiramientos, posturas de yoga y meditación.

¿Tú qué tipo de pancita tienes?

Este video te puede gustar