Hijos después de los 40, una decisión importante que no debes tomar a la ligera

Cuando las mujeres deciden tener hijos es importante tener en cuenta diferentes aspectos. Al hacer esto, saben si es la decisión adecuada y si tendrán las bases necesarias para poder brindarle lo mejor al bebé. La edad es un factor importante al momento de optar por la maternidad. Tener hijos después de los 40 no es igual a hacerlo a los 30. Conoce cuáles son los riesgos que implica un embarazo tardío.

Hijos después de los 40

Cuando una mujer decide convertirse en mamá, la edad es un factor muy importante a considerar. Hay mujeres que optan por ser madres cuando ya tienen 40 años. La razón es que prefieren cubrir primero sus necesidades de realización personal y profesional. Sin embargo, tomar esta decisión podría significar problemas para la futura madre.

Investigaciones al respecto revelan…

De acuerdo a una investigación de la Universidad de Maryland, tener hijos durante o después de los 40 años implica más riesgos en la salud. Uno de ellos es el desarrollo de enfermedades, como la diabetes gestacional. Esta enfermedad surge como consecuencia de que el páncreas funciona más de lo normal para producir insulina sin bajar el nivel de glucosa en la sangre. La diabetes gestacional es consecuencia de un embarazo después de los 35 años, sobrepeso, exceso de líquido amniótico o hipertensión.

Problema de infertilidad o anomalías genéticas

Tener hijos después de los 35 años aumenta la posibilidad de sufrir abortos espontáneos. Las afecciones que contribuyen a la infertilidad son: problemas en las trompas de Falopio, tumores en el útero, endometriosis. Además, conforme pasa el tiempo, el cuerpo humano cambia. Entre más avanzada sea la edad, el organismo no divide los óvulos del mismo modo que antes y eso puede generar problemas genéticos.

Etapas de vida

Además de los riesgos de salud maternos, tener un hijo a los 40 implica que aumentan las posibilidades de tener un hijo con Síndrome de Down. Por otro lado, si haces cuentas en torno a la edad de tu hijo y la tuya, podría suceder que te pierdas algunas etapas de su vida. Por ejemplo, una boda, conocer a los nietos o su graduación.

Este video te puede gustar