Hierbas, raíces y cortezas que encuentras en tu cocina y alivian los cólicos

Cuando de cólicos se trata, siempre buscas cómo aminorar el dolor. Para ello acudes a diversos ejercicios, medicamentos y remedios naturales. Lo mejor son las hierbas, raíces y cortezas que encuentras en tu cocina. Se trata de infusiones muy sencillas pero efectivas. Si no me crees, ponlas a prueba, no pierdes nada. ¿Qué te parece?

Té de jengibre

El té de jengibre es más conocido por aliviar la gripe, solo basta con tomarte una infusión de esta raíz dos veces al día y la enfermedad desaparecerá. Sin embargo, también sirve para deshacerte de los cólicos. Gracias a sus propiedades desinflamatorias podrás olvidarte de la incomodidad durante algunas horas. Únicamente mezcla 1 cucharada de raíz de jengibre en un vaso con agua caliente. Deja reposar 10 minutos, cuela y agrega la ralladura de una cáscara de limón. Si el sabor te parece muy fuerte, añade una cucharada de miel. Toma esta infusión durante los primeros días de tu periodo y verás como las molestias disminuyen.

Té de lavanda

Otra de las opciones disponibles para olvidarte de los cólicos es el té de lavanda. Pon a hervir 50 gramos de hojas de lavanda en un litro de agua. Esta mezcla puedes ingerirla y también aplicarla directamente sobre tu vientre. Si vas a beberla, endúlzala con 1 cucharadita de miel. Si quieres aplicarla como compresa, remoja una tela o toalla en el líquido y colócala por 15 minutos.

 Té de caléndula

El último remedio y uno de los menos conocidos es beber un té de caléndula. Esta flor te ayuda a disminuir los espamos y la inflamación. Además, es sencillo de preparar. Solo necesitas 2 vasos de agua, 1 puñado de caléndula, 1 cucharada de nuez moscada y 1 cucharada de anís. Pon a hervir el agua y después incorpora los ingredientes. Deja que entibie.

Ahora ya sabes qué tomar cada vez que sientas cólicos muy fuertes.

Este video te puede gustar