Hice mucho ejercicio y ahora no me baja, ¡auxilio!

Si después de una intensa rutina en el gimnasio tu periodo no ha llegado, estás en el lugar correcto. Es verdad que la actividad física nos ayuda a mantenernos jóvenes, fuertes, saludables y atractivas, pero en exceso puede convertirse en un problema. Y es que aunque en muchos casos el ejercicio ayuda a disminuir los cólicos, también es posible que afecte el ciclo menstrual de forma negativa. Esta irregularidad se llama amenorrea, la cual puede estar inducida por el abuso del ejercicio. Y si estás pensando: “No me baja, por mí mejor”, no deberías tomarlo tan a la ligera, pues podría traer graves consecuencias para tu salud.

¿Qué pasó?, ¿por qué ahora no me baja?

Si después de hacer mucho ejercicio no te está bajando, tu cuerpo podría estar en estado de supervivencia. Te explico: si tu peso es bajo y el ejercicio que estás haciendo es intenso, tu organismo cree que se encuentra en una situación extrema. Cuando gastas tanta energía y no la recuperas por una mala dieta, el cuerpo responde de forma violenta. Tus órganos no vitales entran en reposo, se “apagan”, porque son innecesarios para tu supervivencia. En consecuencia, tu aparato reproductor no funciona como debería.

¿Cómo afecta esto a mi salud?

La amenorrea puede traer consecuencias para tu salud a largo plazo. La más común es que tengas deficiencia de estrógeno de forma prematura. Esta es una las hormonas femeninas más importantes. En niveles muy bajos afecta de forma severa la fertilidad, daña algunos órganos del cuerpo y ocasiona osteoporosis precoz.

¿Qué hago para que mi ciclo menstrual se normalice?

Primero que nada acude con el ginecólogo, nadie mejor que un especialista para asesorarte correctamente. Traza un plan de entrenamiento menos intenso y procura tener una dieta balanceada. No te mal pases. Lo ideal es reducir la rutina de ejercicio, al menos durante seis meses, y añadir una importante carga calórica a tu dieta. Si no funciona, considera ingerir suplementos hormonales, alimenticios o vitamínicos, según la recomendación de tu médico.

Este video te puede gustar