Hacer ejercicio en los días más fríos del año, ¿sí o no?

Cada vez está más acerca el invierno y con él los meses más fríos del año: diciembre y enero. Es muy común que subamos algunos kilitos por distintas razones. Una de ellas es que comemos un poco más con tantos festejos. Otra es que con este clima a veces preferimos quedarnos en casa que salir a entrenar todos los días. Sin embargo, estoy segura de que vas a preferir hacer ejercicio cuando te diga que te dará mejores resultados en esta temporada.

Quemas más calorías

El frío no es un pretexto para no mantenernos en buena forma y los expertos aseguran que es incluso más beneficioso. La razón es que cuando tenemos menos temperatura, nuestro cuerpo aumenta su actividad metabólica para que las células consuman más energía y la transformen en calor. Gracias a ese proceso podemos perder calorías más fácilmente. Una desventaja de hacer ejercicio cuando hace mucho calor es que nos deshidratamos. Sin embargo, en invierno no corremos ese riesgo y perdemos menos agua a través del sudor.

Fortaleces tus defensas

Dicen los que saben que ejercitar nuestro cuerpo durante la época de frío ayuda a elevar los niveles de algunas sustancias responsables del funcionamiento del sistema inmune. Todo esto debe ser de forma moderada, tampoco te emociones. La actividad física en exceso puede provocar el efecto contrario.

Algunas recomendaciones

Los entrenadores y médicos sugieren hacer ejercicio en lugares cerrados o no exponernos mucho al aire frío, ya que puede ser irritante para el sistema respiratorio. Recuerda proteger la cabeza y el cuello, que es por donde perdemos más calor, y abrigarte con varias capas de ropa. Es importante que también tengas precaución con los niños, adultos mayores y personas con problemas respiratorios. No olvides llevar a cabo un calentamiento previo para que la temperatura no te cause dolor muscular.

¿Lista para aprovechar los beneficios del frío?

Este video te puede gustar