Hablar de sexo con mis hijos fue aterrador pero después…

Hablar de sexo con los hijos nunca es tarea fácil. Cuando mi hijo recíen comenzó a crecer y empezaron las pequeñas preguntas inocentes de “de dónde vienen los niños” mi esposo y yo hicimos un trato. El hablaría de niño a hombre, porque creímos que sería más sencillo. Sin embargo no puedes esperar que papá este cerca todo el tiempo y llego ese momento incómodo…

Mi hijo de 14 años estaba sentado comiendo su sándwich y me pregunto qué era un 69…

Mother Having Serious Conversation With Teenage Daughter At Home

Al parecer su compañeros sabían todo al respecto y yo un tanto consternada le pregunte si estaba hablando de alguna cosa matemática, un juego o de sexo. Mi hijo abrió muy grandes los ojos y me dijo que sus compañeros hablaban de sexo. Me cuesta ver a mi hijo como a un adolescente todavía, pero evitaría a toda costa ser la madre espantada con la que sus hijos no pueden hablar de sexo. Así que tuve que respirar como unas tres veces. Intente por todos los medios no sonar incómoda, tuve que reírme un par de veces de mi para que todo saliera mejor. Pero una vez que comencé a hablar con más naturalidad, el pequeño adolescente además de rojo comenzó a calmarse.

Este es el mejor momento para hablar de matrimonio con tu pareja

Mi marido ya había tenido una charla con él

A middle-aged woman is good spending time with her son in a cafe, they sit and talk. Mom looks at her teenage son with love. A boy tells mom about his friends. Focus on mother

Pero me confesó que aún tenía muchas dudas. Mi hijo es un niño muy inteligente, siempre lo ha sido. Así que me di el valor de compartirle un par de experiencias para que entendiese mejor las cosas. Ni en mis sueños más locos hubiera hecho lo que hice, pero la platica comenzó a fluir con sus tropiezos pero no estuvo tan mal.

El sexo nunca será el mismo de una pareja a otra, ¡comprobado!

Definitivamente ser padres de un adolescente no es nada sencillo

Family. Eating. Home. Mom and daughter are talking and smiling while having lunch in the kitchen at home

Este siempre fue mi miedo al tener hijos, que al llegar estos momentos no pudiera crear una buena conexión con ellos y terminara siendo igual a mis padres. Sin duda nadie te enseña a ser padre, no puedo culpar la pobre educación sexual que obtuve de casa. Eran tiempos distintos y claramente la forma en la que yo lleve esa parte de mi vida fue completamente diferente. Aprecio mucho que exista internet, porque sin él muchas de mis preguntas se hubieran quedado en blanco. Como mamá es importante tener una buena comunicación con mis hijos, sin dejar de ser la figura de autoridad.

Tu cuerpo habla: estas señales indican que le hace falta un poco de sexo

Muchas desgracias se pueden evitar dándole mejor educación sexual a los niños

En realidad creo que tener el dialogo abierto con los niños nos permite guiarlos mejor en sus decisiones de vida. Es muy probable que la educación que le diste a tus hijos sea más que suficiente. La que me dieron a mi, mis padres lo fue. Yo complemente mis conocimientos con algunos libros y algunas platicas con mamás de otras amigas. Creo que si las chicas pudieran hablar abiertamente del tema y el sexo dejará de ser tan tabú, las cosas cambiarían mucho en este mundo.

Este video te puede gustar